Domingo 1 de Agosto de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

GENTE

10 de marzo de 2015

Una lluvia de papelitos, un aviso fúnebre, una historia increíble

Benjamín, de 6 años, sobrevivió a un siniestro vial donde murieron sus padres y su hermano. El sábado al ir a la cancha de Instituto halló, entre miles de papelitos, el aviso fúnebre. Su familia había pedido "una señal".


Benjamín (6) sobrevivió a un trágico choque en la ruta en el que murieron sus padres y su hermano el pasado 3 de enero. Dos meses después, su tío lo llevó a la cancha de Instituto, para intentar sacarlo un poco de la tristeza, sin imaginar lo que iba a ocurrir cuando los jugadores de "la Gloria" salieran al campo de juego.

Tras la ovación de la hinchada y la lluvia de papelitos, el niño recogió del suelo un recorte del diario La Voz. Ese papelito era un aviso fúnebre que llevaba los nombres de sus papás y de su hermano: "Gonzalez Achával, Miguel. Anglada, Jimena. Gonzalez Achával, Joaquín". 

Benjamín apenas sabe leer, pero reconoce los nombres y, sorprendido, se lo pasó a su tío Carlos Juncos.

La historia la contó por Facebook otro tío de Benjamín: Fernando Gonzalez Achával, hermano del padre del niño, y la hizo circular el periodista Adolfo Ruiz.

"Benji tiene 3 ángeles en el cielo que lo protegen y lo cuidan. Vamos a poner el recorte en un cuadrito como una manifestación de la presencia de sus padres en su vida", contó esta mañana Carlos Juncos a Radio Continental y Pulxo 95.1.

La publicación en Facebook

CONFIRMADO: “ESTÁN CON NOSOTROS” 

El sábado pasó algo asombroso y necesito compartirlo. Mi sobrino Benji, único sobreviviente del accidente donde falleció mi hermano Miguel, mi cuñada Jimena y mi sobrinito Joaquín, estaba triste. Así que mi cuñado Carlos, con quien vive actualmente decidió llevarlo a la cancha a ver Instituto de quien son hinchas, conociendo lo que le gusta el programa al Benji. María José quedó en su casa preocupada por los enormes desafíos y responsabilidad que significa educar a este pequeño bandido de temperamento inquieto. Apoyándose una vez más en su profunda Fé religiosa le pidió a Miguel, Jimena y Joaquín que la ayuden; que les den fuerzas para superar los obstáculos que se van presentando paulatinamente con la educación, el colegio y las relaciones familiares nuevas que se dan entre los chicos y su nuevo hermanito. Les pidió “una señal” para sentirse acompañada en este nuevo desafío que le presenta la vida.

Ya en la cancha, instalados en las tribunas Carlos con sus hijos y el Benji reciben a su equipo inmersos en una lluvia de papelitos picados que descendía del sector mas alto. Cuando toman asiento en las gradas y estando el piso tapizado de estos, el Benji de tan solo 6 años y que apenas sabe leer, toma del piso junto a él uno de esos papelitos entre miles, lo lee y sorprendido se lo pasa a Carlos . . .

Que hayan pasado mas de dos meses desde la tragedia, en una cancha con miles de personas; un niño de 6 años (justo él) levanta del piso un pequeño pedazo de diario de unos 8 cms de largo por 5 de ancho de entre miles, cuando apenas sabe leer; y que la cruz encima y los nombres de sus papás y hermano abajo estén intactos, creo que es una buena SEÑAL no !!!. Lo siento como una Gran Bendición del Cielo para ese pequeño y todos nosotros; y he sentido la necesidad de difundirlo como testimonio para que les sirva a aquellos que como yo tenemos permanentemente baches de FE.


 

COMPARTIR:

Comentarios