Jueves 9 de Diciembre de 2021

GENTE

23 de mayo de 2015

Beatifican a Monseñor Óscar Romero en El Salvador

La ceremonia se realizará hoy en la Plaza Central de la capital de ese país. Un salvadoreño señaló que para ellos "ya era mártir desde su muerte. Es el mártir de la verdad".



En la jornada de hoy beatificarán a Monseñor Óscar Romero, que era arzobispo de San Salvador y fue asesinado de un balazo en el corazón en 1980 mientras celebraba una misa.

La ceremonia se desarrollará en la Plaza Central de la capital salvadoreña. El sacerdote defendía los derechos humanos de los más necesitados y pobres, y a las víctimas de la violencia política en ese país.

Araníbal Saíd Rovira, salvadoreño que reside en España, señaló a Cadena 3 la importancia que significa el acontecimiento, aunque aclaró que para ellos "ya era un mártir desde su muerte".

"El hecho mismo de la beatificación es relevante, tiene mucha importancia, aunque para la comunidad salvadoreña ya era un mártir desde su muerte, por eso millones de creyentes ya le decían San Romero de América. Monseñor Romero es mártir de la verdad", comentó.

"Todos los pueblos se enorgullecen por tener un ciudadano destacado, y Romero es nuestro salvadoreño, decía la verdad por parte de los pobres. Por eso murió, por su compromiso con la justicia y el respeto a los derechos humanos, y su opción por los pobres", añadió.

"Hoy todavía se pueden escuchar las voces que claman por la liberación y merecen esa esperanza liberadora que nos dio el ejemplo de Romero. El Salvador está ante una oportunidad histórica de reconciliación, y todavía hay fracturas y queda mucho por hacer en el país", expresó Rovira.

"Hay problemas graves por la violencia, los derechos humanos, el tema de las familias, la extorsión. Tenemos un cúmulo de problemas, hay que tener en cuenta que la naturaleza nos dio la espalda con terremotos, sequías, epidemias y huracanes. La actualidad necesita ir de la mano buscando un mejor futuro, y Romero es ese punto de encuentro , por ese camino de romper con las cadenas que nos oprimen", agregó.

"Necesitamos una Iglesia que insista, que toque los puntos más sensibles del país. Desde las comunidades pequeñas y los grupos de encuentro de gente y campesinos que se reunían mantienen viva la llama de Monseñor Romero", sostuvo.

Miles de peregrinos se acercan al lugar de la beatificación, para un evento que será multitudinario.


 

COMPARTIR:

Comentarios