Martes 27 de Febrero de 2024

Hoy es Martes 27 de Febrero de 2024 y son las 01:56 -

5 de febrero de 2024

La historia inolvidable de un Superclásico marcado por un récord irrompible

Cuatro goles para un debut soñado para Boca dejaron una marca inolvidable para los hinchas del Xeneize. Pasaron 50 años y parece que fue ayer cuando el equipo de la Ribera ensordeció a su rival de toda la vida.

Por Héctor Sánchez 02-02-2024 | 15:27

García Cambón tiene una marca que cumple 50 años en la historia de los Superclásicos | Foto: Boca Juniors

En la liturgia "xeneize" hay fechas que tienen un lugar especial por recordar campeonatos y títulos ganados pero una se destaca por la significancia del rival de siempre y una goleada que aún hoy mantiene un récord imbatido: el 3 de febrero de 1974 cuando Carlos María García Cambón convirtió cuatro goles en su debut con la camiseta de Boca en la goleada 5-2 contra River, hito del cual este sábado se cumplirán 50 años.

Una Bombonera ansiosa con las dos hinchadas expectantes ante el comienzo del Metropolitano veía cómo la lluvia y el sol se alternaban a la espera del comienzo del superclásico, en la primera fecha del campeonato. Hasta que la pelota comenzó a rodar y el clima entonces pasaba a segundo plano.

Por el lado de Boca, la expectativa tenía un destinatario: la camiseta número 9 la llevaba puesta por primera vez un zurdo fino, elegante y muy inteligente para jugar que a sus 24 años ya había conocido las mieles de ser campeón con aquel exquisito Chacarita de 1969. Había llegado al club de la Ribera pocos días atrás y nada menos que para reemplazar al cordobés Hugo Curioni, quien se había llevado a Europa los 108 goles convertidos en 209 partidos, desde 1970 a 1973.

Nacido el 29 de marzo de 1949, García Cambón también lucía otra medalla: la del Campeonato Sudamericano de 1967. Y un solo amistoso había jugado con el once boquense antes del aniversario de marras: el 20 de enero, dos semanas antes, fue titular en el triunfo ante Huracán por 4-2 en Mar del Plata, y fue reemplazado por Luis Carregado en el segundo tiempo.

La ficha a un pleno se la había jugado Rogelio Domínguez, entrenador de Boca y quien lo había dirigido en el "Funebrero" en 1972. Y que el "Xeneize" tenía 9 quedó en claro a los dos minutos de juego, con su primer grito de la tarde.

"El primero fue un mal rechazo de Hugo Pena y yo, que venía a la carrera, definí desde afuera del área", recordaba García Cambón, quien podía revivir cada tanto del póker perfecto: "El segundo llegó tras un córner, arremetí, la pelota me pegó en un muslo y me metí adentro del arco. En el tercero, rematé, el Pato (Ubaldo) Fillol dio rebote y metí un cabezazo por encima de todos. El más lindo fue el cuarto, tal vez el más gol más hermoso de mi carrera. Hubo una serie de paredes, (Osvaldo) Potente me la devolvió de taco y de espaldas al arco, eludí a Fillol y definí con el arco vacío".

"Nunca había soñado con hacer un gol en el debut, en todo caso me contentaba con jugar bien y con dejar una impresión positiva". Y vaya si la dejó, junto con una marca aún no superada por ningún jugador de Boca o de River en un superclásico: 4 goles el día del debut. De hecho, el delantero tapa de todos los diarios al día siguiente, y de todas las revistas deportivas de la semana, nunca volvió a convertir 4 goles en un partido.

El contexto de aquel superclásico fue ampliamente favorable a Boca, con un juego deslumbrante y una holgura que en el marcador solo sufrió un susto cuando a los 16 minutos del primer tiempo Jorge Ghiso lo empató transitoriamente.

La historia inolvidable de un Superclásico marcado por un récord irrompible (Video. TyC Sports)

VER VIDEO
Etiquetas:
  • Carlos María García Cambón

  • Boca

  • River

  • aniversario

  • fútbol

COMPARTIR:

Comentarios