Lunes 17 de Enero de 2022

NACIONALES

15 de diciembre de 2017

Al menos 30 detenidos y 22 heridos tras la represión en el Congreso

Un fuerte despligue de seguridad reprimió en las calles aledañas a la Cámara de Diputados donde se suspendió la sesión convocada para debatir la reforma previsional.

Ante la sesión especial para el tratamiento de la Reforma Previsional en la Cámara de Diputados, que finalmente fue levantada, se vivió una jornada tensa con paros y protestas en rechazo al proyecto que modifica la fórmula del pago de haberes jubilatorios (ver: Luego de una acalorada discusión, levantan la sesión por la reforma previsional)  A minutos de comenzar la sesión especial convocada por el oficialismo, Gendarmería disparó balas de gomas y tiros de agua contra manifestantes en contra de la sanción de la ley.   Al menos 30 personas fueron detenidos por la Policía Federal y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, según datos aportados por la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI). Además, se reportaron decenas de heridos entre ellos manifestantes, fotógrafos, diputados y miembros de la fuerzas de seguridad que estaban apostados en la zona.  El reportero gráfico Pablo Piovano, que trabaja en Red Acción y estaba cubriendo la movilización, recibió diez balas de gomas en su cuerpo. Por su parte, el periodista Federico Gorostiaga, también fue reprimido por Gendarmería.  En la puerta del Congreso se apostaron más de mil efectivos de Gendarmería, Prefectura y de la Policía Federal que se desplegaron en los alrededores del parlamento para evitar que los manifestantes se acerquen al edificio. El Congreso se encuentra custodiado por un fuerte operativo de seguridad. Un extenso vallado, camionetas, carros hidrantes y más de 600 efectivos de la Gendarmería y la Policía Federal se encuentran resguardando el edificio sede del Poder Legislativo.    En ese contexto, este miércoles docentes de todo el país anunciaron un paro y movilización, a la que unieron numerosos gremios y movimientos sociales.   El Consejo Directivo de CGT había lanzado un paro nacional para este viernes pero luego que se conociera la suspensión de la sesión, dio marcha atrás. La medida se había decidido en una reunión convocada de urgencia ayer tras conocerse el llamado a sesión en Diputados para sancionar la iniciativa del oficialismo. Las dos CTA, se habían sumado a la convocatoria. 

COMPARTIR:

Comentarios