Sábado 31 de Julio de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

NACIONALES

3 de marzo de 2015

Las clases no comenzaron para todos

El inicio del ciclo lectivo tuvo postergaciones obligadas en escuelas provinciales y municipales. Hundimiento de pisos, cielorrasos rotos y baños colapsados denunciaron desde los gremios. “Hay ausencia del Estado”, dijeron desde el Suoem.


La lluvia y el desastre meteorológico que azotó a gran parte de la provincia en las últimas semanas fue uno de los grandes impedimentos para que, en aquellas zonas afectadas con severidad, no se pudiera dar inicio al ciclo lectivo. Sin embargo, el factor clima no fue el único, ya que por distintos problemas edilicios fueron 16 los establecimientos en Capital (siete de la provincia y nueve municipales) que no comenzaron el 2015 con las aulas llenas. Entre los motivos denunciados por los gremios -Uepc y Suoem- figuran distintos  inconvenientes como hundimiento de pisos, cielorrasos rotos, baños colapsados, desagües en malas condiciones y paredes electrificadas, en las falencias que manifestaron además de los docentes, alumnos y padres, los cuales en algunos casos llegaron a tomar el establecimiento o hacer una sentada. 
En la Provincia. Hace algunos días, el Gobierno provincial se encargó de resaltar el acuerdo salarial firmado para 2015 con el gremio docente. Con el gobernador José Manuel de la Sota aspirando a las presidenciales de agosto, la paritaria acordada figuraba entre las principales cartas, más aún cuando en otras provincias se seguía negociando. Sin embargo, ayer quedó reflejado que los problemas edilicios se repitieron como en cada comienzo de año, siendo en la capital siete los establecimientos que no pudieron dar inicio: cuatro primarias y tres secundarias. En contacto con LA MAÑANA, desde el gremio detallaron: “Son el Ipem 357 de barrio Smata, donde hubo una sentada de alumnos por promesas de obras que no se cumplieron; el Ipem 92, sobre avenida Ricardo Rojas (tomado hasta anoche por padres y alumnos) con inconvenientes edilicios y el Ipem 208 Marina Waisman, con cielorrasos rotos e inconvenientes eléctricos”. 
Asimismo, se encargaron de señalar que hay algunos con hundimiento de pisos y problemas de seguridad que comenzaron con jornadas de adaptación, y que se podría agravar la situación en los próximos días. “En seguridad, hay una escuela en José Ignacio Díaz que el año pasado tenía guardia policial pero que después dejó de estar y no es bueno”. 
Además, las cuatro primarias (Maestros Puntanos, 9 de Julio, Juan María Gutiérrez y Ceferino Namuncurá) que no dieron inicio al 2015 tuvieron inconvenientes con sellados en los techos, inundación y paredes electrificadas. 
Municipales, también. Desde el Suoem, Beatriz Biollato, delegada de Educación, afirmó a este diario: “Hemos tenido problemas con la infraestructura en nueve escuelas, con inconvenientes en los sanitarios, con inodoros rotos, baños colapsados y depósitos que pierden; pero también en otros con el sellado de los techos, donde se pone en riesgo a los chicos, y dos escuelas en barrios Cabildo y Congreso que por desagües mal hechos se inundaron la semana pasada”. En tanto, acerca de cuáles son los establecimientos donde se podría dar finalmente inicio al ciclo lectivo en las próximas horas, sostuvo: “En la de Villa Azalais y Congreso pueden empezar mañana (por hoy)”. 
Acerca de la previsibilidad, la delegada del gremio municipal dijo: “Nosotros informamos la situación de todas las escuelas el pasado 20 de diciembre y el escrito contó con el aval de la subdirección de arquitectura. Pero después llegó enero, la gente se fue de vacaciones, las empresas y el Estado municipal estuvieron ausentes; y ahora quieren argumentar que se debió al clima, cuando el problema meteorológico para nosotros está en un segundo orden porque se produjo en la última parte de febrero”. Por su parte, el propio intendente Ramón Mestre salió a cuestionar el relevamiento diciendo que se trataba de “cinco escuelas” y que se debía a “los problemas ocasionados por las lluvias”. Sin embargo, Biollato dijo que desde la cúpula del Ejecutivo le reconocieron que en realidad eran nueve los establecimientos. “No sé quién les pasó esa información de cinco”, cerró la delegada.


 

COMPARTIR:

Comentarios