Lunes 17 de Enero de 2022

DEPORTES

12 de febrero de 2015

Con el aporte de Messi, Barcelona sacó una buena ventaja ante Villarreal

Se impuso 3-1 en el Camp Nou, en el partido de ida de una de las llaves de semifinales. El rosarino marcó el primero para el conjunto de Luis Enrique. La revancha se disputará el 4 de marzo.


Con un gol de Lionel Messi, Barcelona, que también tuvo a Javier Mascherano en cancha, derrotó 3-1 como local a Villarreal, que contó con Mateo Musacchio y Luciano Vietto, en el encuentro de ida de una de las llaves de semifinales de la Copa del Rey.

El duelo entre los equipos de Luis Enrique y Marcelino García Toral, dos de los que mejor fútbol despliegan en España, resultaba prometedor en la previa. Y no defraudaron. Después de 40 minutos en los que el local dominó y la visita se plantó con la intención de golpear de contra, el Barsa finalmente pudo quebrar el cero: tras un error en la salida de Pina y Musacchio, Luis Suárez robó, llegó al fondo y asistió a Messi, quien definió con un zurdazo alto para firmar su 11° gol en los últimos 10 encuentros.

Antes del final del primer capítulo, al Submarino Amarillo estuvo a centímetros de empardar, cuando Vietto arrancó un contragolpe en mitad de cancha, combinó con el ruso Denis Cheryshev, fue a buscar al área y conectó un zurdazo mordido, que el alemán Marc-Andre Ter Stegen desvió al córner.

En el arranque del complemento, la visita consiguió la igualdad, con la colaboración involuntaria de Ter Stegen. Suárez la perdió en la salida, Trigueros robó y remató desde fuera del área y el arquero no pudo detener un balón que fue a su posición.

De todas maneras, el conjunto catalán no sintió el impacto y a los cuatro minutos recuperó su ventaja a través de Andrés Iniesta, tras una pared en velocidad con Suárez y un último toque del defensor Mario, que intentó cortar y terminó aportando para la causa del Barsa. Y a los 19 minutos estiró la renta, con un cabezazo en el segundo palo de Gerard Piqué, tras un córner desde la derecha de Messi.

 

En el último tramo del partido, Barcelona tuvo chances para llevar a números de goleada el duelo, la más clara con un penal (por mano de Musacchio) que Asenjo le detuvo a Neymar. La visita también pudo haber descontado, nuevamente por una grosería de Ter Stegen, que salió muy mal en un centro, pero Giovanni Dos Santos cabeceó desviado.

Con este resultado, el conjunto de Luis Enrique, que llegó a su décima victoria al hilo entre liga y copa del Rey, afrontará con tranquilidad la revancha que se disputará el 4 de marzo en El Madrigal. Si supera esta llave, accederá a su cuarta final en las últimas cinco ediciones de este torneo.

El otro finalista surgirá del cruce entre Athletic de Bilbao y Espanyol, que están disputando el duelo de ida en San Mamés.


COMPARTIR:

Comentarios