Martes 5 de Julio de 2022

Hoy es Martes 5 de Julio de 2022 y son las 04:00 -

17 de diciembre de 2021

Ante el avance de la variante Ómicron, los países de la UE buscan coordinar una respuesta

El deterioro de la situación sanitaria en el continente se convirtió en la prioridad, y las previsiones de la Comisión Europea son que la nueva variante, más contagiosa que las anteriores, sea dominante a mediados de enero.

16-12-2021 | 12:13

El borrador de las conclusiones de la cumbre defiende que "la aplicación de vacunas para todos y las dosis de refuerzo son cruciales"

Los dirigentes de la Unión Europea (UE) tratan de coordinar este jueves en Bruselas una respuesta en común ante el auge de contagios de coronavirus y la rápida progresión de la variante Ómicron, que empujó a varios países miembros a restringir las entradas a su territorio de forma unilateral.

La variante Ómicron del coronavirus suscita "especial preocupación por su capacidad de propagarse rápidamente y crear presión en nuestra sociedad y nuestros sistemas sanitarios", indicó el primer ministro irlandés Micheál Martin al llegar a la cumbre en Bruselas, informó la agencia de noticias AFP.

"Hoy buscaremos una mayor coordinación en varios frentes", añadió.

El deterioro de la situación sanitaria en el continente se convirtió en la prioridad de esta cumbre, que también abordará las tensiones entre Rusia y Ucrania, el control migratorio tras la crisis en Bielorrusia o la subida de los precios energéticos.

Las previsiones de la Comisión Europea (CE), el órgano Ejecutivo de la UE, son que la nueva variante, más contagiosa que las anteriores, sea dominante en el continente a mediados de enero.

El borrador de las conclusiones de la cumbre defiende que "la aplicación de vacunas para todos y las dosis de refuerzo son cruciales", informó la AFP.

El continente presenta buenas tasas de vacunación respecto a otras partes del mundo, con un 67% de la población con la pauta completa.

Pero hay Estados todavía muy rezagados. Nueve de los 27 miembros presentan tasas inferiores al 60% y Bulgaria, Rumanía o Eslovaquia, ni siquiera llegan al 50%.

"La clave es seguir la vacunación", dijo el jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, al llegar a Bruselas.

España, uno de los mejores alumnos europeos en este sentido, el miércoles inició la inoculación a niños de 5 a 11 años.

Los dirigentes también pueden abordar la cuestión de la vacunación obligatoria, que se preparan para imponer Austria y Alemania. Sin embargo, aplicar esta medida será una decisión de cada país, y no comunitaria.

De todos modos, el Centro Europeo para para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) advirtió que la vacunación "no es suficiente" para frenar las transmisiones y apuntó a reimponer medidas como el teletrabajo, el uso de tapabocas o la limitación de aforos en espacios públicos.

Europa debe esperar "nuevas medidas", advirtió el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, describiendo la situación como "una batalla contra el tiempo".

En un ejemplo de estas restricciones, Francia prohibirá a partir del sábado los viajes no esenciales desde o hacia el Reino Unido debido a la "rápida" propagación de Ómicron en ese país, ya fuera de la UE.

Pero esta variante también provocó la reimposición de restricciones de movilidad entre países de la UE, algo que parecía olvidado tras la puesta en marcha en julio de un pasaporte sanitario europeo que permitía a los vacunados viajar sin test ni cuarentenas.

Así, Italia, Irlanda, Portugal y Grecia endurecieron las restricciones de ingreso desde Estados miembros, al exigir pruebas PCR incluso para visitantes vacunados.

La CE recordó que estas medidas unilaterales deben ser "proporcionadas" y de una duración lo más corta posible.

La cumbre será la primera para los cancilleres de Alemania y Austria, Olaf Scholz y Karl Nehammer, respectivamente, y también para la primera ministra sueca, Magdalena Andersson.

La crisis sanitaria eclipsó las tensiones entre Rusia y Ucrania, que centraron una reunión el miércoles entre los responsables europeos y dirigentes de antiguas repúblicas soviéticas, entre ellos el ucraniano Volodimir Zelenski.

También quedó en segundo plano un problema acuciante para muchos europeos, la subida de los precios de la energía, ante la que países como Francia y España piden una reforma del mercado europeo de la electricidad.

Sin embargo, una mayoría de países la rechazan porque consideran que es una crisis coyuntural.
Etiquetas:
  • Unión Europea

  • coronavirus

  • variante Ómicron

COMPARTIR:

Comentarios