Jueves 27 de Enero de 2022

SOCIEDAD

11 de diciembre de 2017

Canals, un pueblo fumigado por su propio intendente

Sus habitantes crearon la Asamblea de Vecinos Autoconvocados para denunciar que entre los productores que fumigan se encuentra el intendente Carlos Peiretti

En el mapa cordobés, Canals está ubicado al sudeste, sobre una llanura con algunas lagunas que favorecen la ganadería y la agricultura como actividades principales. Sin embargo sobre sus tierras prima esta segunda actividad acompañada por el uso de agroquímicos. 
Pero la de Canals no es una situación aislada en los pueblos de Córdoba. A sólo 64 kilómetros de distancia está Monte Maíz, donde un estudio realizado en 2014 por miembros de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) determinó que el cáncer era la principal causa de muerte. Fue tras ese informe que los vecinos se organizaron y consiguieron la aprobación de una ordenanza que regula el espacio público procurando disminuir la exposición a los agrotóxicos por parte de la población.
Fue con este antecedente que los habitantes de Canals se pusieron de pie para luchar por una ordenanza similar en su pueblo. Un grupo de médicos envió una carta a las autoridades municipales reclamando el cese de las fumigaciones, pero la respuesta del secretario de Gobierno fue que “Canals es un pueblo agrícola con glifosato y que no van a cambiar”.
“Peiretti tiene campos y es uno de los que fumiga y contamina el pueblo” 
El pasado 27 de noviembre Medardo Ávila, coordinador de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados y miembro de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, estuvo presente en la asamblea que llevaron a cabo los vecinos de Canals y en diálogo con La Nueva Mañana contó que la situación es complicada para los vecinos porque el actual y dos veces intendente de Canals, Carlos Peiretti, “no sólo tiene campos sino que es uno de los que fumiga y contamina el pueblo con sus mosquitos y enormes depósitos de donde entran y salen miles de bidones de agrotóxicos. 
Además, señalan a la actual presidenta del Concejo Deliberante, Adriana Conte, también como una actora directa en el negocio de la agricultura con venenos”. Ávila Vázquez agregó un actor más a la lista de fumigadores: Fernando Wingeter, el anterior intendente que duró ocho años en funciones, y que según cuenta el pediatra “es otro de los notables fumigadores del pueblo, aunque ahora bajo la figura de presidente del Club Atlético Libertad, pero siempre como empresario de la soja”.

La mayoría de los vecinos dijeron que sus familiares y vecinos “padecen y mueren de cáncer y viven entre depósitos de agrotóxicos y máquinas aplicadoras mosquitos que circulan como hormigas gigantescas por todos los sectores del pueblo”.

Durante el Encuentro Socioambiental por la Salud y por la Vida del 27 de noviembre pasado, del que participaron decenas de vecinos, Ávila Vázquez, el médico Adolfo Estrella, oriundo de Canals, el ingeniero agrónomo Claudio Demo (UNRC), el veterinario Marcelo Frías de la estancia Las Dos Hermanas, y la abogada de Fundeps María Pérez Alsina hablaron hasta llegada la madrugada.
“No dejan de aparecer casos de cáncer”
“El problema de esta comunidad es la salud de sus miembros, en años de gran prosperidad económica no dejan de aparecer nuevos casos de cáncer, que parece ser la principal causa de muerte como ya lo manifestó el Registro Provincial de Tumores para todo este departamento en su informe del año 2014”, explica Ávila Vázquez.
La gran mayoría de los vecinos que tomaron la palabra dijeron que sus familiares y vecinos “padecen y mueren de cáncer y viven entre depósitos de agrotóxicos y máquinas aplicadoras mosquitos que circulan como hormigas gigantescas por todos los sectores del pueblo”. 
El médico de la Red de Pueblos Fumigados contó a este diario que “los dramas familiares que se relataron conmovían a los presentes, niños enfermos gravemente, varones jóvenes con cánceres comunes en ancianos, cánceres de páncreas, mama, colon y pulmón por doquier”.

“Incluso el ingeniero Néstor Roulet, el más destacado dirigente ruralista de Córdoba y que fue secretario del Ministerio de Agroindustria de la Nación desde la asunción del gobierno de Macri, tiene sus campos y familia en Canals”.

A la hora de tener una respuesta oficial, la secretaria de Salud municipal, Cecilia Rossi, reprendió a los vecinos a quienes les dijo que los casos de cáncer deben generarse a causa de su “propio estilo de vida” y no por cuestiones ambientales.  Nancy Reinaldi, vecina de Canals, dijo al respeto: “Esta situación no nos sorprendió porque estamos acostumbrados a que la Municipalidad defienda los intereses del agronegocio. Canals es gobernada desde hace más de 20 años por los propios empresarios sojeros de la región, incluso el ingeniero Néstor Roulet, el más destacado dirigente ruralista de Córdoba y que fue secretario del Ministerio de Agroindustria de la Nación desde la asunción del gobierno de Macri, tiene sus campos y familia en Canals. Hasta su hermana, María del Carmen Roulet, era la presidenta del Concejo Deliberante de Canals cuando en 2004 los vecinos empezamos formalmente a reclamar por nuestros muertos por cáncer y otras enfermedades graves de origen ambiental”.

En el petitorio que enviaron los vecinos a las autoridades,  figura que dejen de fumigarlos en la periferia del pueblo, prohíban la circulación de los mosquitos de fumigar y saquen “los numerosos depósitos de agrotóxicos que se encuentran distribuidos por todo el pueblo”. El escrito fue firmado por más de 600 vecinos, y representado por Estrella reclamaron la utilización de la “banca ciudadana” para dictar una ordenanza similar a la que tienen pueblos de la zona como Monte Maíz o Viamonte, conteniendo los reclamos ciudadanos en el sentido de proteger la salud colectiva. 

COMPARTIR:

Comentarios