Martes 9 de Marzo de 2021

28.8°

EL CLIMA EN ISLA VERDE

DEPORTES

30 de agosto de 2015

El Rojo grita por Vera y por Benítez

El volante le puso un pase bárbaro al Viruta, que definió bien ante la salida de Hilario Navarro.


Desde el comienzo, Independiente buscó con dinámica y una fuerte presión sobre la salida de Estudiantes -que más allá de esta situación nunca rifó la pelota con envíos largos desde atrás- marcar el desnivel en el marcador. Y estuvo cerca a los 11 del primer tiempo con una llegada hasta el fondo del Cebolla Rodríguez y un centro llovido que Vera no alcanzó a mandar adentro cuando Hilario Navarro ya estaba vencido.

 

Más allá de su prolijidad y su intensidad para buscar espacios, el equipo de Milito no mostraba demasiados argumentos ofensivos. Tuvo una posibilidad en un buen remate de Cerrutti a los 17 que se fue por arriba del travesaño, en una pelota que le había robado a la defensa de Independiente al borde del área. Pero después aportó escasa convicción más allá de la mitad de la cancha.

 

Con la entrada obligada de Albertengo por el lesionado Aquino no cambió demasiado la ecuación. Aunque Independiente hiló una muy buena jugada a los 41 que ilusionó al público en el Libertadores de América: después de varios toques, Albertengo mandó el centro atrás y Vera la dejó pasar con muy buena técnica, pero el remate final de Cebolla Rodríguez salió débil y entonces Navarro pudo controlar abajo sin dificultad.

 

Después de ese primer tiempo algo insípido, Independiente encontró oro a los 7 minutos. Funcionó otra vez la presión alta para robar la pelota tras un tropezón de Damonte. Y entonces, Benítez aportó el talento que se espera de él: puso un pase precioso para ganarle al adelantamiento de la defensa visitante y habilitar con justeza a Vera, quien definió con la parte interna del pie derecho ante la salida de Hilario Navarro para el 1 a 0. El Rojo podía volver a sonreír.


 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios