Sábado 27 de Noviembre de 2021

DEPORTES

21 de mayo de 2015

Nocioni, un gigante suelto en Europa

Real Madrid ganó la Euroliga luego de vencer en la final a Olympiacos por 78-59. Andrés Nocioni fue clave en el cambio de ritmo del juego y fue elegido MVP de la final. El último argentino en ganarla fue Pepe Sánchez, con Panathinaikos, en el 2002.


El Real Madrid volvió a consagrarse en la Euroliga, después de 20 años, la novena en su historial, luego de vencer en la final a Olympiacos (Grecia), por 78-59. Andrés Nocioni fue clave en el cambio de ritmo del choque, desde que ingresó al final del primer cuarto. Metió un triple clave, cuando quedaban 4 minutos.

Chapu terminó con 12 puntos, 7 rebotes, dos asistencias, un robo y dos tapones y además se consagró como MVP de Europa, el primer argentino después de Manu Ginóbili, que se lo llevó en el 2002 cuando salió campeón con Kinder, de Bolonia. El último de los nuestros, también integrante de la Generación Dorada, en ganar la Euroliga fue Pepe Sánchez, con Panathinaikos, en el 2002.

Real Madrid contrató a Nocioni para que el santafesino le imprima la energía que le faltó en las dos definiciones anteriores. Un poderoso de Europa, sin poder festejar desde 1995, hizo el último retoque a un plantel poderoso, vistoso y efectivo pero que carecía de carácter en el momento de la definición. Y acertó.

Nocioni, de 35 años, ya había tenido una muy buena actuación en la semifinal. Y frente a Olympiacos ingresó con el marcador 12-17, a 2m14s para el final del primer cuarto, cuando los griegos dominaban el ritmo y se aprovechaban de los nervios del equipo local. Inmediatamente marcó la cancha con un tapón, como es habitual peleó cada pelota, fue clave en defensa y aportó valisos puntos en el ataque, con altísima efectividad.

Ya había dicho el DT de Real Madrid, Pablo Laso, que "Chapu tiene un corazón más grande que esta sala". Se refería a la sala de conferencia de prensa del Palacio de los deportes de Madrid, que por cierto es enorme, con capacidad para 150 periodistas sentados en butacas. No descubrió nada. Ese es el gen del santafesino, que el seleccionado argentino disfrutó por más de una década.

Los madrileños se escaparon por 11 puntos (40-29), a los 23 minutos, pero Olympiacos clsvó un parcial de 12-0 y pasó al frente. Ahí apareció la precisión en el tiro de Jayce Carroll, quien sumó 11 tantos seguidos, incluyendo 3-3 triples. El Madrid, más aliviado, entró al segmento final con una ventaja de 7.

Ya en el último, Nocioni metió un triple y frenó la última reacción griega, con otra bomba, a 3m45 del cierre para estirar el marcador a 65-45. Esos diez puntos fueron manejados con solvencia por el nuevo campeón. Sólo quedó esperar el momento del festejo, para el Real Madrid la novena Copa de Europa, la misma que desde hace 14 años se donomina Euroliga. Y para Chapu el renocimiento de la prensa internacional, que le dio el premio MVP al mejor de la Final Four.

Fue poner nuevamente en alto la jerarquía del básquet argentino, con un veterano de la talla de Nocioni, y el nuevo talento representado por Facundo Campazzo que, si bien ingresó en partidos de la Final Four, también mereció el título de campeón con su aporte silencioso.


 

COMPARTIR:

Comentarios