Lunes 17 de Enero de 2022

DEPORTES

8 de mayo de 2015

Manu y su retiro: "Es un momento de incertidumbre"

El bahiense afirmó que no tiene una decisión tomada y aclaró que es tiempo de estar con la familia. Aunque también destacó que Popovich, entrenador de los Spurs, le pidió que continuara una temporada más. "Las palabras de Popovich me hacen las cosas más difíciles", confesó.


Está de duelo. No puede ni ver cómo los playoffs de la NBA continúan y él no está ahí. Por eso, cuenta, le prohibió a su mujer poner un partido en la TV. Así atraviesa Manu Ginóbili las horas posteriores a la eliminación de San Antonio a mano de Los Angeles Clippers. Así y también tomándose el tiempo necesario para evaluar su futuro. "Es un momento de incertidumbre. Veré con tranquilidad qué hago, porque no son decisiones que uno tenga que tomar apurado", afirmó el bahiense.

"Hoy no siento que haya una decisión correcta, sea la que sea. Nunca se sabe si es buena o no. Porque es una situación muy particular, porque nadie te puede decir qué hacer. Porque sí, hay un montón de ex jugadores que pasaron por este momento y demás, pero cada uno vive su experiencia, con momentos familiares diferentes, con realidades físicas particulares, con proyecciones de equipo. Dejar de hacer lo que hiciste el 100% de tu vida adulta es un momento único, que da un montón de incertidumbre. Seguro que no tengo procesado el retiro, porque uno tiene un momento de dudas, porque por momentos creo que es el tiempo y en otros que no. Me acuerdo que cuando le llegó el tiempo a mi hermano, Sepo, él tenía 39 años, empezó la temporada y sintió que no podía afrontarla, lo tenía mejor digerido. Yo definitivamente tengo muchas más dudas, aunque en general soy de pensar más todas las situaciones y las cosas. Por eso me quiero dar un tiempo", compartió Manu en su columna del diario La Nación.

En su relato, igualmente, Ginóbili dejó abierta la posibilidad de seguir un año más en los Spurs al contar que Gregg Popovich, entrenador de San Antonio, les dijo a él y a Tim Duncan que los quiere tener en la próxima temporada. "Son palabras que me hacen las cosas más difíciles. La verdad es que si en la franquicia hubiesen manifestado que no me querían o que era momento de reconstruir y que querían un equipo más joven, me hubiesen facilitado la tarea enormemente. Es posible que hubiese terminado un poco herido porque por más que uno esté en la cornisa, quiere caerse sólo, no que te den el empujón. Así que hubiese dolido un poquito pero hubiese facilitado la decisión. Pasó al revés, esas palabras te ayudan en lo emotivo, en confianza, en sentimiento, pero no estoy en un momento en el que necesito el trabajo. No pasa por sentir que si me quieren sigo, sino de definir si realmente tengo ganas de hacerlo y meterme en todo ese trajín", expresó al respecto.

A raíz de esto, Manu cree que Tim Duncan podría ser un buen consejero. "Charlamos con Tim un poco de las posibilidades y es como que estamos en la misma sintonía al decir que queremos esperar un poquito. Necesitamos un tiempo, ver qué pasa, cómo nos sentimos, qué dicen nuestras familias. Nuestro cuerpo no es el mismo, aunque en el caso de él no se nota. Pero ya empiezan a pasar otras cosas por la cabeza", dijo. Y agregó: "No siento que San Antonio pueda sentir un golpe por la salida de alguno de nosotros. Si estuviese preparándose una reconstrucción total... que Pop se va y viene otro técnico, que Tim se retira, que Tony no juega más. Ahí cambiaría mucho la situación. Entiendo que es tiempo de cambiar cosas en el equipo, o la fisonomía del conjunto y es entendible que así sea. Pero si Pop continúa y Tim puede seguir, todo es diferente. Porque uno tendría menos compromiso con los compañeros y con todo. Supongo que tendremos que hablar un poco con Tim, que parece estar en la misma cornisa que yo. Veremos para dónde sopla el viento".

Para Manu ahora se vendrán tiempos para estar con la familia y descansar la mente. "Hoy es momento de estar con la familia al 100%. Many me dijo que la determinación la tengo que tomar yo y que ella me va a acompañar en lo que decida. Que le parece bien lo que haga. Así que me la dejó más complicada, pensé que iba a ser una decisión de equipo. Así que iré debatiendo qué hacer a medida que pasen los días e ir tirando ideas... y veré que vuelve. Ella va a estar contenta con lo que determine si eso me hace feliz a mí", reveló sobre lo hablado con su esposa y madre de sus tres hijos.

"Sé que muchos están pendientes de qué puede pasar con mi carrera. La verdad es que estoy agradecido por todas las palabras de reconocimiento y de afecto que me acercaron. Si bien no soy alguien que lee tanto, vi comentarios lindos que a uno lo hacen sentir muy bien. Te pueden decir que juegues un año más, que todavía estás bien... pero no pasa por ahí, va más allá de si puedo o no. Es cómo lo sentís o cuánto te cuesta armar el bolsito para ir a cada una de las ciudades o jugar cinco partidos en una semana. O jugar 85 partidos en 165 días. Así que es un momento de incertidumbre", concluyó.


 

COMPARTIR:

Comentarios