Lunes 20 de Septiembre de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

DEPORTES

20 de marzo de 2015

El Turismo Carretera se moderniza con el cambio de motores

Los multiválvulas reemplazarán a los varilleros usados en las últimas cuatro décadas.


Todo tiene su final. Y aunque esta vez la espera fue extensa como pocas (duró 103 días), hoy terminará la ausencia de actividad en el Turismo Carretera. Un parate que a la habitual expectativa deportiva de cada año le agregó, potenciadas, las ilusiones, ansiedades, preocupaciones y hasta temores por los nuevos y profundos cambios que la popular categoría estrenará en Concordia, la sede entrerriana de su primera fecha.

No fueron vanas esas sensaciones. Todo gran cambio genera tanto expectativas como incertidumbres y el TC no escapó a esta regla, frente a una de las variantes técnicas más importantes de los últimos años: la incorporación del motor multiválvulas. Con su ingreso, al archivo de los recuerdos irán a parar los impulsores varilleros usados en las últimas cuatro décadas, así como en su momento fueron las cupecitas, las carreras de ruta y los acompañantes.

La llegada de los nuevos motores, más grandes y potentes, es la concreción de un proyecto iniciado en 2006 con la presidencia de Oscar Aventín en la ACTC y la preparación de Jorge Pedersoli. Y tuvo su decisivo impulso en los últimos tres años, cuando lo tomó a su cargo Oreste Berta y terminó de llevarse adelante con la determinación que le dio Hugo Mazzacane, desde que en octubre de 2013 asumió en la ACTC.

Técnicamente, es un paso adelante en el obligado camino de la modernización de la categoría. En potencia asegura entre 35 y 40 HP más que sus antecesores, con un sonido que mantiene la esencia de alta potencia que tanto les gusta a los aficionados del TC. Según la gente de la ACTC, también tendrá rédito económico una vez compensada la inversión inicial, que además del motor comprendió el chasis, al ser este año obligatorio el uso del comercializado por la ACTC y construido en los talleres del Dole Racing, uno de los equipos participantes.

Sobraron las dudas y temores en este camino de la implementación del motor multiválvulas. Dudas que fueron desde plantear la verdadera conveniencia de su incorporación en un momento económicamente delicado, hasta temer por su funcionamiento y su confiabilidad, pasando por la incertidumbre de llegar a tiempo con los trabajos para la fecha inicial.

"Aunque haya 20 autos en la grilla, largaremos con los motores multiválvulas", había proclamado encendidamente Mazzacane en los momentos de mayor incertidumbre. Ver 43 anotados para iniciar hoy en Concordia los entrenamientos (a las 12.20) y participar luego en la primera clasificación (15.10) es una buena señal, a la que se añade la declarada carencia de grandes problemas en los pocos pilotos que pudieron probar en los últimos días.

Igual no es un dato menor que entre ellos no estuvieron los principales referentes de la categoría, como el campeón Rossi, Ledesma, Ardusso, Ortelli y Canapino. Por eso no es cuestión de confiarse. Faltan las exigencias reales y mayores, como lo son las clasificaciones y la carrera. Hay quienes aventuran que los primeros tanteos serán prudentes y con no demasiada actividad para cuidar los impulsores. "Darán una vueltita y se guardarán", se escuchó. Se verá. Como también se verá cómo le cae el cambio a las distintas marcas. Por las dudas, el reglamento volverá a ser abierto, como hasta 2013.

Histórico, este cambio de motor no será la única novedad técnica que mostrará este TC versión 2015. También habrá una importante quita de las cargas aerodinámicasEl objetivo es hacer más inestables y difíciles de manejar a los autos, con el fin de provocar más sobrepasos y carreras más entretenidas. Las necesita el TC, que este año verá el retorno de un campeón como Norberto Fontana y el alejamiento de un equipo histórico y polémico como el Lincoln Sport Group, conducido por Hugo Cuervo , emigrado al Súper TC 2000. Se lo extrañará.

"Los cambios tienen por objetivo reducir los costos y mejorar los espectáculos", destacó el campeón Rossi frente a esta etapa, que con tan grandes modificaciones augura un TC diferente. Está por verse si será menos costoso y con mejores espectáculos.

 

-------------------------------

Los cambios históricos del Turismo Carretera

Década del ‘60

Las incorporaciones del Falcon, del Chevitú y fundamentalmente la de los Torino de Oreste Berta en 1967 desplazan paulatinamente del parque del TC a las tradicionales cupecitas, que con distintas modificaciones eran las legendarias imágenes de la categoría desde su inicio.

1997

El 16 de febrero de este año se corre en Santa Teresita la última carrera de TC en ruta. Los accidentes mortales de Mouras y de Morresi, más el avance de la televisión, fueron decisivos para derrumbar un gran bastión de la categoría.

2007

Por razones de seguridad, se prohíbe el acompañante, otro clásico del Turismo Carretera. Atrás quedan 1.056 carreras con pilotos y acompañantes compartiendo glorias y dramas.

2015

Se incorporan los motores multiválvulas en reemplazo de los varilleros, utilizados por la categoría en las últimas cuatro décadas.


 

COMPARTIR:

Comentarios