Miércoles 19 de Enero de 2022

DEPORTES

14 de marzo de 2015

INDIAN WELLS - No más lágrimas

Serena Williams se reencontró con el público de Indian Wells tras un incidente racista sufrido en 2001, acusada además de arreglar resultados. Le ganó 7-5 y 7-5 a la rumana Monica Niculescu y se cruzará en 3° ronda ante la kazaja Zarina Diyas.


La estadounidense Serena Williams, número 1 del mundo, reapareció en la pista central en Indian Wells entre lágrimas, abrumada por el cálido recibimiento de unos seguidores a los que había negado su presencia desde el incidente racista sufrido en California en 2001. Entonces ganó la final del torneo, pero Serena fue abucheada por el público, acusadas ella y su hermana Venus de arreglar sus partidos después de que la mayor renunciara al duelo de semifinales por una tendinitis en la rodilla derecha.

"Pensé que había terminado mi carrera en este torneo pero he recapacitado y quiero escribir un final diferente aquí", proclamó un día antes de aparecer en la pista central para batir por un doble 7-5 a la rumana Monica Niculescu y vivir uno de los momentos "más grandes" de una carrera que contempla 65 títulos individuales y 22 de dobles, según reconoció en rueda de prensa. Superada la emoción que la hizo romper a llorar antes del sorteo de campo, Serena Williams peleó durante dos horas y tres minutos para superar a su rival y caminar hacia la tercera ronda del torneo, donde se encontrará con la kazaja Zarina Diyas.

Lucharán también por un puesto en los octavos de final la rumana Simona Halep, la polaca Agnieszka Radwanska y la rusa Ekaterina Makarova, tercera, séptima y octava favoritas, así como las españolas Carla Suárez (12°) y Garbiñe Muguruza (19°), verdugos respectivamente de la puertorriqueña Mónica Puig y de la estadounidense Irina Falconi. Sólo la alemana Angelique Kerber y la italiana Camila Giorgi fallaron este viernes a su condición de cabezas de serie.


 

COMPARTIR:

Comentarios