Domingo 1 de Agosto de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PROVINCIALES

27 de febrero de 2015

El agua no da respiro en toda la provincia

El panorama de las inundaciones en el este provincial seguía siendo desolador. Anoche había casi 700 evacuados y muchos pueblos aislados.


Unas 12 horas demoró el cielo en descargar, durante la noche del miércoles, entre 270 y 300 milímetros de agua en forma de lluvia sobre los departamentos Río Segundo, San Justo y San Martín, entre otros.

En Idiazábal, población de 1.100 habitantes situada a 210 kilómetros al sureste de la Capital, la lluvia torrencial obligó a evacuar a unas 400 personas.

El miércoles último cayeron allí 100 milímetros y agravaron el cuadro que se arrastraba desde la semana pasada, cuando llovió 180 milímetros.

Ayer, la cifra de evacuados en toda la provincia llegó a 800, pero al final de la tarde, el Ministerio de Desarrollo Social cifró el número en unas 640.

Mientras, los bomberos retomarán hoy la búsqueda de Ayllén Villacorta, la chica de 14 años que el miércoles fue arrastrada por el agua cuando se bañaba en el dique Mal Paso.

En el noreste, el aguacero saturó los pluviómetros, anegó casas y calles en varios pueblos, provocó cortes de caminos, formó lagunas en campos con suelos sin más capacidad de absorción y transformó en canales de desagües las hondonadas que corren paralelas a las vías del ferrocarril y la ruta nacional 19, desde Pedro Vivas (localidad ubicada a 65 kilómetros al este de la Capital) y la ciudad de San Francisco. Por caso, en Toro Pujio, los 900 habitantes del poblado fueron afectados en mayor o menor medida por la tempestad. Y a las consecuencias de los más de 300 milímetros de lluvia registrados en el lugar, ayer se sumaron las provocadas por el torrente que bajó, a través de los sembradíos, desde La Tordilla.

“Aquí tenemos tambos de 10 mil y 15 mil litros de leche diarios que no pueden entregar su producción a los camiones porque los caminos (todos de tierra) están intransitables”, lamentó el presidente comunal, Federico Landra. El mandatario también manifestó su preocupación por que “las trafic no van a poder buscar a los 150 chicos del pueblo que cursan la primaria o el secundario para llevarlos el lunes a clases”, precisó.

La acumulación de agua hizo que se interrumpiera total o parcialmente el tránsito en varias rutas de la región. La situación provocó largas caravanas de vehículos en muchos puntos de las rutas 19, 10, 17 y 3, entre otras.

En Santiago Temple (a 75 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba) ayer quedaban unos 140 evacuados, la mayoría de ellos, alojados en el salón municipal de usos múltiples, en los exgalpones del ferrocarril.

En esa localidad de unos 3.100 habitantes, el barrio más perjudicado por el aluvión es el IPV Norte. “Se nos inundaron unas 150 viviendas, tuvimos que evacuar a 200 personas, buena parte del pueblo está sin electricidad desde el miércoles y nadie tiene agua por red”, comentó el intendente Elvio Mondino.

En Tránsito –27 kilómetros al este de Santiago Temple– la lluvia torrencial anegó varias manzanas de los barrios. Algunas casas sufrieron el ingreso de hasta un metro de agua y ayer a la siesta muchos vecinos seguían sacando agua con baldes y tachos.


 

COMPARTIR:

Comentarios