Viernes 1 de Julio de 2022

Hoy es Viernes 1 de Julio de 2022 y son las 02:42 -

21 de diciembre de 2021

Boris Johnson descartó restricciones inmediatas pese a casi 92.000 nuevos contagios diarios

De todos modos, el Gobierno considera distintas medidas para paliar el aumento de casos: desde un pedido para que las personas limiten las reuniones de Navidad y Año Nuevo hasta el distanciamiento social obligatorio y los toques de queda en bares y restaurantes.

20-12-2021 | 21:00

Para diferenciarse de Boris Johnson, el alcalde de Londres anunció la anulación de las festividades previstas para el Año Nuevo, con el tradicional desfile en Trafalgar Square.

El primer ministro británico, Boris Johnson, volvió a resistir este lunes presiones para imponer más restricciones ante el sostenido aumento de casos de Covid-19 y el incremento de la circulación de la variante Ómicron, a días de los festejos de Navidad y Año Nuevo, en tanto las autoridades de Londres sí dieron un paso en ese sentido al anular las festividades callejeras.

Después de discutir con sus ministros los últimos datos sobre el avance del coronavirus en Reino Unido, Johnson dijo que no se aplicarán restricciones inmediatas, aunque admitió que "los argumentos de cualquier manera están muy, muy finamente equilibrados".

"Tendremos que reservarnos la posibilidad de tomar más medidas para proteger al público", explicó Johnson, informó la cadena BBC.

En el marco de un alarmante aumento de los casos de coronavirus en días recientes, el Reino Unido informó en la fecha que se detectaron 91.743 nuevos contagios en las últimas 24 horas, apenas por debajo del récord de más de 93.000 de hace tres días. El Ministerio de Salud precisó que unos 8.000 de los nuevos casos correspondieron a Ómicron, una mutación muy transmisible.

Otras 44 personas murieron por Covid, agregó el Ministerio, con lo que el país, uno de los más afectados del mundo, acumula más de 147.000 decesos por la enfermedad.

Autoridades advirtieron que Ómicron será la variante predominante en el Reino Unido, por sobre la Delta, en pocas semanas, y que los casos provocados por ella se están duplicando aproximadamente cada dos días.

Ante esta situación, el Gobierno está considerando distintas alternativas para paliar el aumento de casos: desde un pedido para que las personas limiten las reuniones de Navidad y Año Nuevo hasta el distanciamiento social obligatorio y los toques de queda para bares y restaurantes.

A principios de mes, el Gobierno de Johnson restableció la obligatoriedad de usar tapabocas en locales y ordenó a las personas que muestren un comprobante de vacunación o una prueba negativa de coronavirus antes de ingresar a clubes nocturnos y otros lugares concurridos.

Además, el Gobierno espera que las dosis de refuerzo de los fármacos anticovid ofrezcan más protección contra las cepas en circulación Delta y Ómicron, y se puso el objetivo de ofrecer a todos los que tengan 18 años o más una inyección adicional para fines de diciembre.

Sumando presión sobre el Gobierno para ajustar las restricciones, el principal sindicato de enfermeras de Gran Bretaña alertó este lunes que el agotamiento y el aumento de los casos entre el personal sanitario los está llevando al límite, aumentando la presión por mayores medidas restrictivas. "En muchos lugares ya están bajo un inmenso estrés y presión, por lo que están empezando a enfermarse ellos mismos con Covid, pero también agotamiento mental y físico", dijo la directora inglesa del sindicato Royal College of Nursing, Patricia Marquis, a BBC.

En Londres, el alcalde Sadiq Khan anunció la anulación de las festividades previstas para el Año Nuevo


"Con infecciones de Covid-19 en niveles récord en nuestra ciudad y en el Reino Unido, estoy determinado a hacer todo lo posible para reducir la propagación de la nueva variante y garantizar que nuestros servicios (de salud pública) no estén saturados este invierno", indicó Khan en un comunicado.

Explicó que por eso la comuna no organizará “esta celebración de 6.500 personas previstas en Trafalgar Square la noche del Año Nuevo", y aunque admitió que la decisión será “muy decepcionante para muchos londineses”, dijo que es necesario “tomar las medidas adecuadas para reducir la propagación del virus", consignó la agencia AFP.

El sábado fue París la que anunció que cancelaba los fuegos artificiales y los conciertos previstos en los Campos Elíseos para Nochevieja.
Etiquetas:
  • Reino Unido

  • Londres

  • Boris Johnson

  • coronavirus

  • variante Ómicron

COMPARTIR:

Comentarios