Martes 5 de Julio de 2022

Hoy es Martes 5 de Julio de 2022 y son las 02:59 -

13 de diciembre de 2021

"Nunca bajar los brazos y perseguir los sueños", la base de una cooperativa "diversa"

Transformando Caminos está integrada por unas 15 o 20 personas entre mujeres trans y hombres y mujeres cis, que prestan servicios de limpieza y mantenimiento y reparten alcohol en gel. 

Por Federico Dambrine 12-12-2021 | 16:10

La cooperativa se formó en 2017 y se reinventó con la pandemia.( Foto: Facebook Transformando Caminos)

Una de las primeras cooperativas diversas de Entre Ríos, Transformando Caminos, ubicada en la ciudad de Gualeguaychú, comenzó a formarse en 2017 y bajo la premisa de "nunca bajar los brazos y perseguir los sueños", superó diversas dificultades y ahora apuesta a expandir su alcance.

Unas 15 y 20 personas, entre mujeres trans y hombres y mujeres cis, trabajan desde el predio del ex Frigorífico de esa ciudad, en el sureste entrerriano, ofreciendo servicios de limpieza y mantenimiento y, por la pandemia, produciendo alcohol en gel que fue repartido en escuelas, comedores y residencias.

"El deseo siempre fue que sea una cooperativa diversa, para todas aquellas personas que necesiten trabajo", comentó Sandra Charlotte Hidalgo, una de sus integrantes.

En diálogo con Télam recordó que en los casi cinco años que llevan construyendo el espacio "hubo muchas dificultades", con "atrasos y demoras" y donde "años atrás era mucho más difícil todo", pero "hubo un Estado que apoyó a las minorías con oportunidades".

La cooperativa es el primer trabajo en sus 28 años de vida, en una "lucha constante, donde todo cuesta más a nosotras", puntualizó, y por eso "tener trabajo estable, digno, y que seamos bien tratadas es algo muy fuerte".

También la sociedad, y principalmente la de Entre Ríos, "entendió que somos personas comunes y corrientes como todas, y que tenemos el derecho de acceder al trabajo", agregó, aunque "todavía falta mucho".

A fines de septiembre del 2020, la Cámara de Diputados provincial convirtió en ley un proyecto que establece que al menos un 1% del personal provincial, organismos descentralizados y empresas públicas esté ocupado por personas travestis, transexuales y transgénero, que "reúnan condiciones de idoneidad para el cargo".

También crea un Registro Único de Aspirantes para facilitar su incorporación laboral y fija un régimen de Incentivo fiscal para los empleadores del sector privado que las contraten.

En ese sentido, Charlotte dijo a Télam que la norma "apoyó y ayudó muchísimo", y demostró que "el Estado está y sirve para estas cosas".

"El Estado -continuó- ayudó a las minorías, a los que nos miran siempre de un costado y el Estado se ha portado muy bien, no pasó la vista y promulgó varios derechos".

Por eso también explicó que "gracias a eso muchos y muchas hoy estamos con la identidad que sentimos y representamos, tanto en el trabajo, en lugares públicos o en el DNI".

Respecto a la cooperativa construida, Charlotte resaltó que "hay muchos proyectos para el futuro", en un espacio que "tiene la adrenalina de seguir adelante, avanzar en espacios privados y darle oportunidades a las personas que quieran trabajar".

Además, manifestó que a pesar de los obstáculos "nunca bajamos los brazos, costó como todo camino y proyecto", pero destacó que "con esfuerzo, nunca bajando los brazos y persiguiendo los sueños se puede lograr lo que uno quiere".

Joselin Ibarra, otra de las integrantes, contó que las situaciones que vivían día a día "impulsaron a reunirse y buscar una salida para su futuro", pero no como personas separadas, sino "comunitariamente".

Por otra parte, la presidenta de la cooperativa, Romina Bentancur, añadió que las compañeras "vienen luchando hace muchos años para lograr la inclusión laboral", algo que "no es más que el derecho de toda persona a gozar de un trabajo digno y formal", y que pudieron lograr al crear "Transformando caminos".

La cooperativa fue seleccionada en 2020 dentro de un programa del Ministerio de Cultura de la Nación, que brinda apoyo y subsidios a organizaciones sociales y colectivos.

De esa manera llevaron adelante su primer trabajo formal como cooperativa, produciendo alcohol en gel bajo los protocolos de higiene y seguridad por la pandemia del coronavirus, y repartiendo los productos en escuelas, comedores y residencias de adultos mayores.

Desde agosto pasado trabajan en el predio del ex frigorífico de Gualeguaychú, que se convertirá en un paseo público y con un Mercado Local de producción y agroecología local, con tareas de mantenimiento en espacios verdes, calles, y espacios en común.

Las y los trabajadores agradecieron el apoyo de la Dirección de cooperativismo Municipal; al concejal local Pablo Fernández (FdT), y a la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop), que integra a 12 federaciones de cooperativas de todo el país.
  • cooperativistas

  • diversidad

  • Gualeguaychú

COMPARTIR:

Comentarios