Miércoles 17 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Julio de 2024 y son las 19:47 -

10 de julio de 2024

El ataque ruso al hospital infantil de Kiev aceleró las negociaciones en la OTAN para fortalecer la defensa antiaérea de Ucrania

Durante la cumbre de la alianza continental que inicia mañana en Washington, Biden y Zelensky protagonizarán una reunión clave para definir un plan sistemático de provisión de armamento destinado a responder a la ofensiva militar de Putin

El momento en que un misil ruso impacta en el hospital infantil de Kiev />
El momento en que un misil ruso impacta en el hospital infantil de Kiev

(Desde Washington, Estados Unidos) El 19 de abril, en un emotivo discurso que pronunció por video conferencia, Volodimir Zelensky solicitó a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) siete sistemas de defensa antiaérea para enfrentar los bombardeos que ejecuta Rusia sobre blancos civiles y militares en Ucrania.

“Lo decimos directamente: para defendernos necesitamos siete Patriot más o sistemas de defensa aérea similares, y es un número mínimo. Pueden salvar muchas vidas y cambiar realmente la situación”, aseguró el presidente de Ucrania.

Los 32 países de la OTAN asumieron el compromiso de cumplir la exigencia de Zelensky, pero se trata de un proceso complejo que implica tiempos industriales, decisiones propias en Defensa y la burocracia política.

El momento en que un misil ruso impacta en el hospital infantil de Kiev

Tres meses más tarde, 40 misiles de largo alcance de Rusia cayeron sobre Ucrania. Y uno en particular demolió el hospital pediátrico Okhmatdyt, causando una tragedia que todavía no tiene número definitivo de muertos y heridos.

El bombardeo ruso y sus consecuencias humanitarias fueron analizadas en la Casa Blanca, el Departamento de Estado y la secretaría de Defensa. Es probable que Joe Biden mañana condene este crimen de guerra durante la inauguración de la Cumbre de la OTAN en Washington, y ya ha ordenado que se aceleren los tiempos para reforzar el sistema antiaéreo de Ucrania.

Durante el G7 de Italia, Zelensky insistió con el pedido de los sistemas Patriots, y a su lado estaba Biden. El presidente de los Estados Unidos se comprometió a respaldar un paquete de ayuda militar por 40.000 millones de dólares para Ucrania, y ahora en la Casa Blanca se estudia la posibilidad de acelerar la entrega de ciertos Patriots destinados a contener la amenaza aérea de Rusia.

Joe
Joe Biden y Volodimir Zelensky durante la última reunión que mantuvieron en la Casa Blanca

El Pentágono tiene un arsenal de 62 Patriots -acorde al Instituto Internacional de Estudios Estratégicos-, pero no son de inmediata disponibilidad: están desplegados en determinadas bases de Estados Unidos, y en Medio Oriente, Japón y Corea del Sur para enfrentar eventuales ataques de Irán, China y Corea del Norte.

Asimismo, a través de una iniciativa empujada por los Países Bajos, se intenta armar una batería Patriot con piezas entregadas por distintos socios de la OTAN. La compañía que fabrica Patriot -Raytheon- tarda tres años por cada unidad, mientras que la propuesta de los Países Bajos se completaría en ocho meses.

En este contexto, y si prosperan las negociaciones en la cumbre de DC, Zelensky tendría el Patriot a propuesta de los Países Bajos, al menos dos que entregaría Estados Unidos, y tres más aportados por Rumania, Alemania e Italia. Seis en total antes que concluya 2024.

Unidades
Unidades del sistema alemán de defensa antiaérea Patriot en el aeropuerto de Vilnius, antes de la cumbre de la OTAN en Vilnius (Lituania)

Y una vez concluida esta etapa de emergencia, la OTAN utilizaría su influencia institucional para lograr que la empresa Raytheon complete el proceso de fabricación de los Patriots en un período inferior a los 36 meses que fija su manual de procedimientos.

Ucrania exige sumarse a la OTAN como miembro pleno, una posibilidad que Estados Unidos y Europa rechazan para evitar una escalada bélica con Rusia y sus aliados China, Irán y Corea del Norte.

Sin embargo, los socios de la OTAN suscribirán un documento final que ratificará el apoyo de la alianza continental a Kiev, además de comprometer -al menos- un paquete de 40.000 millones de dólares en ayuda militar y logística.

“Está claro que los aliados deben dar un paso adelante y proporcionar a Ucrania sistemas de defensa aérea adicionales para poder prevenir los tipos de tragedias que hemos visto hoy”, dijo Michael Carpenter, asistente especial de Biden, durante un contacto con Infobae y otros medios internacionales.

Y concluyó: “Anunciaremos con todo detalle a finales de esta semana lo que tenemos en mente en términos de fortalecimiento de las defensas aéreas de Ucrania. Pero Estados Unidos, junto con nuestros aliados y socios, se ha comprometido a hacer más para ayudar a Ucrania, incluidos los sistemas estratégicos de defensa aérea.”

Guardar

Nuevo

COMPARTIR:

Comentarios