Domingo 14 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 14 de Julio de 2024 y son las 05:01 -

8 de julio de 2024

La extrema derecha busca la mayoría absoluta en Francia, mientras todos los demás partidos se unen en una “barrera republicana” para evitarlo

El país elige este domingo nuevo parlamento en la segunda vuelta de las elecciones. Las últimas encuestas alejan de su objetivo a la formación de Marine Le Pen, pero la designación de un nuevo primer ministro solo será posible tras un ejercicio de malabarismo político

Aviñón, el ejemplo de que un vuelco a la izquierda es posible. (EFE)/>
Aviñón, el ejemplo de que un vuelco a la izquierda es posible. (EFE)

¿Y quién sería primer ministro?

Hay tantas opciones como partidos, ya que el elegido tendrá que salir de unas negociaciones que se prevén complicadas. Es difícil que repita el actual ocupante del cargo, Gabriel Attal, de la coalición de Macron, pero tampoco es descartable al 100%. En la televisión francesa TF1, Attal ha apostado por una colaboración desde la derecha conservadora hasta la izquierda más alternativa, para trabajar “proyecto a proyecto” en una Asamblea Nacional “plural”. “El riesgo hoy es que el Agrupación Nacional tenga mayoría absoluta, algo que sería catastrófico para los franceses”, ha dicho. Su propuesta implicaría un Gobierno de consenso, “una mayoría plural” que podría liderar un candidato aceptado por todos... y que podría ser él mismo.

Lo más común es que gobierne el candidato del partido más votado, pero esta vez puede ser diferente. Jordan Bardella, el aspirante de Agrupación Nacional, ha dado distintos mensajes a medida que han cambiado las encuestas: primero señaló que que no trataría de formar Gobierno sin mayoría absoluta, pero esta semana indicó que “si me faltan dos o tres escaños, la derecha de los Republicanos podría trabajar con nosotros”. Xavier Bertrand, uno de los dirigentes de los Republicanos, ha replicado que “hay otras soluciones a un Gobierno de Agrupación Nacional, por ejemplo, uno provisional para reconstruir el país del callejón sin salida en el que nos metió Macron”.

Según la encuesta Ifop-Fiducial para Sud Radio, LCI y Le Figaro, publicada el miércoles, el 48% de los franceses considera que Attal sería un “buen” primer ministro. Es el candidato con mejor porcentaje, seguido por Bardella (45%), el socialista Raphaël Glucksmann (39%), y otros líderes de izquierdas como François Ruffin (33%), Olivier Faure (31%), Manuel Bompard (20%) y Jean-Luc Mélenchon (20%). La encuesta asegura que el 50% de los franceses desea que Agrupación Nacional y sus aliados obtengan mayoría absoluta.

Los analistas políticos están haciendo su agosto con la cantidad de variables que hay en juego este domingo: ¿Volverá a haber una votación masiva o subirá la abstención? ¿Los votantes de centro optarán por el Nuevo Frente Popular o por la extrema derecha, en los casos donde sólo haya esas dos opciones? ¿Y los de la derecha tradicional? “Lo que es seguro es que hemos tenido, de toda la historia de la Quinta República, la primera vuelta más indescifrable”, dice Anne-Charlène Bezzina, politóloga, en la radio RMC. “¿Se seguirán las consignas? ¿El retiro de un candidato llevará necesariamente a votar por otro? ¿Veremos un aumento de la movilización? ¿O tal vez incluso una forma de abstención, de rechazo? No lo sabemos. En estas elecciones, nada es previsible”.

Guardar

Nuevo

COMPARTIR:

Comentarios