Lunes 22 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 22 de Julio de 2024 y son las 18:11 -

1 de julio de 2024

El todo o nada: la extrema derecha francesa busca la mayoría absoluta ante la ausencia de aliados

Agrupación Nacional parte como favorito en las encuestas, pero no lograría obtener los 289 asientos en la Asamblea Nacional. La gran coalición de izquierda, el Nuevo Frente Popular, apela a una movilización masiva que ya dio la victoria a Macron en 2017 y 2022

Emmanuel Macron disuelve la Asamblea Nacional y convoca elecciones legislativas./>
Emmanuel Macron disuelve la Asamblea Nacional y convoca elecciones legislativas.

Si bien la formación de Bardella lograría hacerse con gran parte de los asientos de la Asamblea Nacional, no llegaría a los 289 escaños que necesita para la mayoría absoluta. En este escenario, la ultraderecha correría el riesgo de gobernar en minoría, y por ello los ultras necesitarían formar una coalición. Por el momento, y vista la posición de la gran mayoría de formaciones que concurren a elecciones, esto parece imposible. A su vez, la inestabilidad de una legislatura débil mermaría los resultados de unas futuras presidenciales, convocadas para 2027.

La última encuesta preelectoral publicada por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP) el pasado domingo prevé que el partido de Le Pen será la fuerza más votada con un 35% de los votos, por delante del Frente Nacional (26%) y de Renacimiento (19%), en un sondeo que demuestra un claro hundimiento del partido de Macron. Por detrás quedarían Los Republicanos con un 7%, la Izquierda diversa (3,5%) y el partido ultraderechista Reconquista (3%).

Llamada a la movilización ante el miedo a una alta abstención

Como viene siendo un problema dentro de las democracias en Europa, la alta abstención en Francia no ha dejado de crecer, en concreto desde los comicios de 2002. Ese año, el 16% de los electores -cerca de ocho millones de personas-, no habían participado en ninguna de las cuatro votaciones del año (dos vueltas para las elecciones presidenciales, y dos para las parlamentarias), según un estudio recogido por Le Monde.

Manifestación
Manifestación organizada en París contra la extrema derecha. (EFE/EPA/Andre Pain)

En los comicios de 2017 y los de 2022, Macron logró movilizar a la ciudadanía con el objetivo de frenar a la ultraderecha, que por entonces tenía una imagen más ‘endemoniada’ bajo el nombre de Frente Nacional y con Le Pen como candidata. El escenario de entonces ha cambiado. La ultraderecha ahora se llama Agrupación Nacional y su candidato, mucho más joven que Le Pen, ha edulcorado el discurso de un partido conocido por su ideología xenófoba y ultranacionalista. Además, Macron ya no tiene la fuerza necesaria para movilizar a los franceses, en parte por el descontento que existe hacia la gestión del presidente de la República.

La coalición izquierdista parece postularse como el principal muro de contención, aunque se trate de una alianza frágil, llena de egos y sin un candidato a primer ministro claro. Sin embargo, el mensaje les une: derrotar a la extrema derecha y a las políticas de Macron, y sobre este lema apelan a la “movilización popular”, en especial la de los jóvenes. Y por el momento parece funcionar, por lo que se vio el pasado sábado, cuando acudieron cientos de miles de personas a la Plaza de la Nación, en París, convocados por sindicatos y partidos de izquierda para frenar el extremismo ultraconservador.

Guardar

Nuevo

COMPARTIR:

Comentarios