Domingo 14 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 14 de Julio de 2024 y son las 05:53 -

27 de junio de 2024

Levantamiento militar en Bolivia: Juan José Zúñiga abandonó la plaza Murillo tras varias horas de tensión

El ex comandante general del Ejército boliviano había declarado que cambiaría a los ministros y liberaría a “presos políticos” como la ex presidenta interina Jeanine Añez. Evitó hacer referencia a un golpe de Estado

El ex comandante general del Ejército boliviano, Juan José Zuñiga, dijo que va a haber un nuevo gabinete/>
El ex comandante general del Ejército boliviano, Juan José Zuñiga, dijo que va a haber un nuevo gabinete

Tanquetas y tropas ocuparon la Plaza Murillo, en el centro de la capital boliviana, donde está la sede presidencial. Un tanqueta intentó tumbar una puerta metálica del palacio presidencial, al cual ingresó posteriormente el general Juan José Zúñiga, que amenazó con tomar la sede del gobierno de Bolivia, y que fue destituido como jefe del Ejército. Luego de horas de tensión, el comandante general se retiró.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, juramentó una nueva cúpula militar tras el levantamiento militar.

Interrogado por periodistas sobre si se trataba de un golpe de Estado, Zúñiga, que aún se encontraba en el lugar, declaró que “habrá un nuevo gabinete y que el país no puede seguir más así, haciendo lo que se les da la gana”. Ante la pregunta de si reemplazará a los ministros por militares respondió: “Sí, tenemos que recuperar a nuestro país”.

Dijo que “liberará a todos los presos políticos” como la ex presidenta interina Jeanine Añez y “restablecerá” la democracia en el país.

”Liberaremos a Añez, (al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando) Camacho, militares presos”, indicó a los medios Zúñiga frente a la sede del Gobierno a la par de un tanque.

Según la televisión boliviana, el oficial ingresó por unos momentos al edificio antes de salir caminando.

Poco después, el presidente Luis Arce convocó a los bolivianos a movilizarse “en contra del golpe de Estado”.

Un
Un soldado hace un gesto para que los periodistas abandonen la Plaza Murillo (AP foto/Juan Karita)

“El pueblo boliviano hoy es convocado, necesitamos que el pueblo boliviano se organice y se movilice en contra del golpe de Estado, en favor de la democracia”, dijo Arce en un mensaje al país junto a sus ministros, desde el palacio presidencial.

“La democracia debe respetarse”, había escrito antes Arce en su red social X.

“Se gesta el Golpe de Estado. En este momento se despliega personal de las Fuerzas Armadas y tanquetas en la Plaza Murillo”, denunció por su parte el ex presidente Evo Morales.

“Convocamos a una Movilización Nacional para defender la Democracia frente al golpe de Estado que se gesta a la cabeza” del general Zúñiga, añadió.

Desde el martes circulan rumores sobre la probable destitución de jefe del Ejército, en el cargo desde noviembre de 2022, y que se opone tajantemente a que Morales regrese al poder el año próximo.

En una entrevista el lunes con un canal de televisión, el jefe del Ejército aseguró que detendría a Morales si insiste en postularse a la presidencia en los comicios de 2025, pese a que fue inhabilitado por la justicia electoral.

infobae

“Legalmente está inhabilitado, ese señor no puede volver a ser más presidente de este país”, dijo Zúñiga.

El partido gobernante de Bolivia, el Movimiento Al Socialismo (MAS), está profundamente dividido entre el presidente Luis Arce y su antiguo aliado y hoy enconado adversario, el ex mandatario Evo Morales.

Amparado en las reformas constitucionales que él mismo promovió, Morales ocupó la presidencia entre 2006 y 2019, cuando se vio forzado a renunciar tras ser acusado de fraude electoral para obtener un cuarto mandato.

A finales de diciembre de 2023, el Tribunal Constitucional inhabilitó a Morales como candidato presidencial para la contienda de 2025, aduciendo que la reelección indefinida no es un “derecho humano”, como había señalado en otra sentencia de 2017.

Pero Morales busca este año la nominación a la presidencia en representación del MAS, mientras que el presidente Arce, en el poder desde 2020, no se ha pronunciado sobre si buscará la reelección.

A raíz de la tensa situación en La Paz, la Organización de Estados Americanos (OEA) dijo que “no tolerará ninguna forma de quebrantamiento del orden constitucional” en Bolivia.

“Expresamos nuestra solidaridad con el presidente Luis Arce Catacora. La comunidad internacional, la secretaría general de la OEA no tolerará ninguna forma de quebrantamiento del orden constitucional legítimo en Bolivia ni en ningún otro lugar”, dijo el jefe del organismo Luis Almagro, en Asunción, donde se celebra hasta el viernes la asamblea general de la organización.

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, salió de inmediato a denunciar un “golpe de Estado”. “Presidente Lucho Arce convoque al pueblo, solo el pueblo salva al pueblo. ¡Alerta Bolivia!”, afirmó.

Por su parte, La mandataria de Honduras Xiomara Castro, en su carácter de presidenta en ejercicio de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), convocó a los países miembros del grupo a “condenar el fascismo que hoy atenta contra la democracia en Bolivia y exigir el respeto pleno al poder civil y a la Constitución”.

(Con información de AFP y EFE)

Guardar

Nuevo

COMPARTIR:

Comentarios