Miércoles 29 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 29 de Mayo de 2024 y son las 02:15 -

25 de abril de 2024

Tras la masiva marcha de ayer, el Gobierno aseguró que “no está en la agenda cerrar las universidades”

El vocero presidencial, Manuel Adorni, lamentó que la participación de dirigentes políticos en la movilización “transformó un reclamo genuino en una marcha política opositora”

Manuel Adorni, conferencia de prensa/>
Manuel Adorni, conferencia de prensa

El vocero presidencial, Manuel Adorni, aseguró hoy que la masiva marcha de ayer en defensa de la Universidad Pública fue “genuina”, aunque rechazó que en el plan del Gobierno esté el cierre de instituciones: “Las universidades no se van a cerrar, no va a estar jamás en una agenda nuestra cerrar una universidad”, afirmó.

“Si la posición de la marcha fue para que nosotros, como Gobierno, no impulsemos el cierre de las universidades, fue una marcha equivocada, porque claramente no es que nosotros no lo tenemos en agenda, nunca se nos hubiera cruzado por la cabeza resquebrajar la educación pública y, con eso, cerrarlas. Eso fue evidentemente algún sector con determinados intereses que logró imponer ese título que está lejos de ser compatible con nosotros o con nuestra ideología”, expresó el funcionario.

En el marco de su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Adorni agregó que la participación de dirigentes políticos en la movilización de ayer “transformó un reclamo genuino en una marcha política opositora”, y volvió a reclamar que se auditen los fondos universitarios: “Las universidades no son gratis, son no pagas para el que estudia; la pagan los argentinos”, indicó.

“Solo es sostenible una educación pública de calidad en el camino que estamos transitando, de equilibrio de las cuentas públicas y, por supuesto, de las auditorías que creamos convenientes en pos de entender un poco en qué son utilizados los fondos”, planteó Adorni.

En esta línea, el vocero presidencial apuntó contra la presencia de “determinados personajes como centro de la escena” y, sin nombrarlos, aseguró que “muchos de ellos son responsables de buena parte del ajuste que ha sufrido la educación en los últimos años y que además son totalmente responsables de la situación que hoy viven los argentinos”.

“Solo es sostenible una educación pública de calidad en el camino que estamos transitando, de equilibrio de las cuentas públicas y, por supuesto, de las auditorías que creamos convenientes en pos de entender un poco en qué son utilizados los fondos”, planteó.

En otro pasaje de la conferencia, el funcionario se refirió a la posibilidad de arancelar el estudio universitario o cobrarle a estudiantes extranjeros. “El arancelamiento es una discusión que, en tal caso, tendrán que darla las universidades. Es razonable que se priorice la educación de un argentino y no de una persona que viene solo a estudiar y que después solo se lleva el aporte de los argentinos y no devuelve nada por esa educación que se llevó con él para el resto de su vida”, remarcó.

“Siempre pusimos en valor que los reclamos son todos genuinos, mucho más cuando los que hacen los reclamos son estudiantes que lo que plantean son dudas sobre su futuro. Y cuando sienten que el futuro académico está en riesgo y cuando sienten que están pasando cosas que a ellos les afectan. Lo que no quita que no se van a cerrar las universidades, no se van a quedar sin presupuesto, no se van a quedar sin pagar la luz. Queremos que el dinero público le llegue al alumno y las auditorías son un pilar fundamental en todo esto”, insistió.

Ayer, cientos de miles de personas se manifestaron en la Ciudad de Buenos Aires y en distintas capitales provinciales en relamo de mayor presupuesto para el funcionamiento de las universidades, en el marco de un fuerte ajuste que el Gobierno viene haciendo en todos los sectores. Más allá de que la semana pasada el Ministerio de Capital Humano anunció el envío de fondos a las distintas instituciones, las autoridades universitarias advirtieron que siguen muy por debajo del aumento de costos producto de la alta inflación.

Una
Una imagen aérea de la masiva marcha en defensa de la Universidad Pública. Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Adorni insitió en reiteradas oportunidades en la necesidad de que se realicen auditorías para “transparentar en qué se usan los fondos que se envían” a las universidades: “Si alguna está en contra, sería interesante entender cuáles son las razones y, en tal caso, debatirlas. Ahora que con dinero público alguien se niegue a ser auditado, sería increíble”, sostuvo.

Asimismo, respecto a la negociación por los fondos, el vocero afirmó que el acuerdo de la semana pasada no es el último, y aseguró que el diálogo sigue abierto. “Cuando hay acuerdo, se transfiere lo que haya que transfterir y el cronograma seguirá con nuevas discusiones y nuevamente nos volveremos a poner de acuerdo”, explicó.

Adorni también fue irónico al enviar un mensaje a los dirigentes del Gobierno anterior que estuvieron presentes ayer en la Plaza de Mayo y a las autoridades universitarias: “Los discursos, más o menos, plantean que en septiembre de 2022 se congelaron los recursos. Se ve que ahí no había necesidad por parte de las autoridades de las universidades de convencer de que la universidad pública se iba a cerrar. En aquel momento parece que no, hoy parece que sí, pero reconocen que el gran golpe a la eduación se dio hace dos años”, subrayó.

“Si hubo un grupo de dirigentes, de líderes piqueteros que se encargó fervientemente de convencer a terceros de que nosotros vamos a cerrar la universidad pública, les han mentido. Nunca se nos hubiese ocurrido siquiera cerrar las universidades, estamos a favor de la educación pública y la vamos a defender tanto como aquellos que quieren una educación pública de calidad, que les garantice un futuro y que los ponga en los primeros estratos del mundo. Parte de la defensa de la Universidad Pública tiene que estar dada por las auditorías”, añadió.

En el cierre de su conferencia, Adorni volvió a arremeter contra lo que entendió fue el motivo principal de las masiva marcha de ayer: “Dejemos de debatir el cierre de la Universidad Pública porque es hasta maligno por parte de quienes lo plantean, de mucha maldad, porque juegan con los sueños de la gente, de los estudiantes, y no queremos que eso pase porque nosotros vinimos aquí a darles futuro a aquellos que no lo tenían. Terminemos con la farsa de cerrar las universidades, terminemos con la farsa de que a mí no me auditan porque soy autárquico”, apuntó.

COMPARTIR:

Comentarios