Viernes 27 de Noviembre de 2020

  • 18.5º
  • Soleado

31 de octubre de 2014

Chris Algieri, rival de Pacquiao, y sus raíces cordobesas

Fiel a las tradiciones de su mamá, que nació en Córdoba, come asado y toma mate. Piensa venir a la ciudad luego de la pelea con el "Pacman". Campeón con tonada.


“¡Oh, sí! Of course. Asado is my favorite food”. El spanglish básico le corresponde a Chris Algieri (20-0-0,  8 KO's), el neoyorquino de 30 años campeón mundial OMB superligero que, el sábado 22 de noviembre, peleará contra Manny Pacquiao (56-5-2,  38 KO's) en la estrambótica ciudad de Macao, una especie de Las Vegas asiática que aspira a suplir a “la Ciudad del Pecado” como sede de las veladas más importantes de boxeo.

Algieri es una rara avis dentro del mundo pugilístico. Debutó a los 24 años como boxeador profesional, sin antes hacer carrera amateur. Sin embargo, donde sí hizo una exitosa carrera el excampeón mundial de kickboxing es en la universidad, pues se graduó como licenciado en Ciencias de la Salud -título que logró en la Universidad de Stony Brook- y tiene una maestría en Nutrición Clínica que otorga el Instituto Tecnológico de Nueva York. Además, aseguró que en cuanto se retire del ring comenzará a estudiar medicina.

“Adriana, mi mamá, es cordobesa. A los 13 años se fue a vivir a Nueva York y ahí conoció a Dominic, mi papá italiano”, le cuenta Christopher Mark Algieri a Mundo D, a horas de la pelea más importante de su vida.

  •  
  •  

-¿Conocés Córdoba?

-No tuve la oportunidad de estar ahí todavía. Quiero ir, me gustaría. Después de la pelea con Pacquiao, voy a ir a Argentina y allí pienso conocer la ciudad.

-Tenés costumbres argentinas. ¿Comés asado?

-¡Es mi comida favorita! Me gusta el chorizo, la entraña, pero lo que más me gusta es la costilla.

-¿Tomás mate?

-Todos los días. Compro yerba y carne en un negocio que vende productos argentinos.

 

Lo dan por derrotado

Las casas de apuestas varían sus guarismos para el combate frente a Pacquiao, pero todas coinciden en algo: son escandalosamente favorables al “Pacman” y van desde 14 a 1 hasta 16 a 1 para el filipino.

Es que además de ser la primera vez de Algieri fuera de Nueva York, se ganó el derecho a ir por la corona welter OMB en un controvertido triunfo frente al ruso Ruslan Provodnikov. Pero al estadounidense de raíces argentinas –y cordobesas- le importan poco los pronósticos: “Soñé con esta pelea. Siempre quise ser campeón y ser el mejor. Pacquiao debería cuidarse de mí porque soy joven, tengo hambre y estoy muy bien preparado”.

-¿Pacquiao sigue siendo el mismo luego del nocaut que le propinó Márquez?

-No lo sé. Lo voy a saber ahora.

“Chau, amigo”. Algieri se despide con una sonrisa. En paz, como quien, sin preocupaciones, ceba un mate o enciende el fuego para un asado de domingo bien argentino.


 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios