Miércoles 19 de Enero de 2022

REGIONALES

30 de octubre de 2017

Villa Nueva: quiso romper una escopeta y se efectuó un disparo fatal

Le sacó el arma a un vecino del campo porque había efectuado un disparo al aire. La tomó del caño y la golpeó contra una pileta. Estaba cargada y el disparo impactó en la ingle. La víctima tenía 40 años.

Un productor rural de Villa Nueva, de 40 años, falleció ayer luego de recibir un disparo accidental, con el arma que le había sacado a un vecino, que estaba efectuando disparos al aire.

Según confiaron fuentes policiales, basándose en testimonios de varios testigos que ya declararon, Javier Gustavo Salutto estaba comiendo un asado en su campo con su hijo y un grupo de trabajadores que desde hacía una semana realizaban un emparejamiento del terreno.

Cuando estaban almorzando al aire libre, escucharon un estruendo de escopeta, que pareció pasar rozando el árbol en el que estaban.

Enojado por la situación,  Salutto se dirigió hacia donde se había efectuado el disparo, en el campo vecino. Desde el alambrado observó a un hombre mayor con un arma larga en sus manos, dentro del colectivo abandonado en el que vive. Se trataba de Héctor Oliva, de 53 años, quien cuida animales en ese establecimiento rural.

Salutto cruzó el alambrado, se dirigió al colectivo, y el hombre descendió sin el arma, por lo que Salutto empezó a reclamarle que se la entregara, a la vez que reprochaba el accionar porque había “gente trabajando y chicos”.

El tirador se habría justificado en haberlos confundido con quienes habitualmente le roban animales, pero aseguró que había disparado en otro sentido, al aire.

De igual modo, tras empujones y forcejeos, Oliva subió al colectivo y bajó con la escopeta, calibre 16 marca Brenta, de un solo caño, que entregó.
En un intento de rompérsela, Salutto la agarró del caño y la golpeó contra una pileta de fibra de vidrio, lo cual accionó el gatillo y el tiro lo hirió en la zona inguinal derecha.

Pese al rápido llamado a una ambulancia y a la Policía, los dos kilómetros por ruta 4 que separan al campo de la zona urbana de Villa Nueva hicieron que la llegada se demorara varios minutos. Los efectivos policiales, que llegaron primero, cargaron al lesionado a un móvil y con un cordón sanitario lo trasladaron rápidamente al Hospital Pasteur de Villa María.

Luego de varias horas de agonía y mucha sangre perdida, el “Gringo” Salutto falleció a la medianoche de ayer.

El fiscal René Bosio confirmó que el arma fue secuestrada, que está partida en la zona de la culata, y que será sometida a las pericias de rigor. También indicó que se ordenó la autopsia correspondiente y se secuestró la historia clínica del Hospital, además de tomar los primeros testimonios.

Afirmó que, con los recaudos del caso, en principio “se trata de un hecho accidental en el que no encuadra ninguna figura delictiva”.

La policía informo que el disparo fue con una escopeta calibre 16, que fue encontrada en el lugar. El impacto fue en la pierna derecha, a la altura de la ingle, lo que causó un profundo sangrado.

COMPARTIR:

Comentarios