Miércoles 8 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 8 de Febrero de 2023 y son las 23:59 -

31 de octubre de 2022

"Bolsonaro representa mejor mis valores", la expresión que repiten evangélicos a horas del balotaje

Las iglesias evangélicas en Río de Janeiro se mantienen abiertas y los asistentes no ocultan sus preferencias por la agenda de "valores" del actual presidente.

Por Ariadna Dacil Lanza, enviada especial 29-10-2022 | 18:54

Foto: Julián Álvarez


A menos de un día de que se inicie la votación en el balotaje presidencial de Brasil, las iglesias evangélicas en Río de Janeiro se mantienen abiertas y, además de sus liturgias celestiales, los asistentes no ocultan sus preferencias por la agenda de "valores" del presidente y candidato Jair Bolsonaro, una tendencia nacional según la más reciente encuesta de distribución de voto según religión.

Luana Sousa, de 18 años, está con un grupo de jóvenes que salen de una ceremonia en la Iglesia Universal del Reino de Dios, que fundó el pastor Edir Macedo en Brasil, quien además es titular de Grupo Record, uno de los mayores multimedios, y manifestó su apoyo al presidente.

“Acá encontramos la salvación, la razón de la alegría. Antes de venir tenía depresión, complejo de inferioridad por motivo de una relación y cuando llegué encontré todo lo que me llenaba”, dice la joven a Télam.

Más que una iglesia, se trata del Templo de la Gloria del Nuevo Israel, ubicada en el barrio de Del Castilho, en la zona norte de Río de Janeiro, y que supo ser la más grande hasta antes de la construcción, en San Pablo, de la réplica del que habría sido el Templo de Salomón.

Foto: Julián Álvarez


Sousa considera que es equivocado pensar que los cristiano no pueden “hablar de política” y si bien prefiere no decir a quién votará afirma: “Con seguridad defiendo un lado, sí. Creo que es imposible que un cristiano sea de izquierda, por su propia ideología”.

Esa preferencia fue reflejada también en una encuesta de Datafolha sobre la distribución del voto según la religión, divulgada el jueves, que indica que si bien Bolsonaro redujo su incidencia entre los evangélicos -que representan poco más de la cuarta parte de los brasileños- se mantiene entre las preferencias de más del 62% de ellos de cara al balotaje.

Una amiga de la joven interrumpe para apurarla y dice: "Vamos a la Caminata del amor en el parque de Madurera (en el barrio Oswaldo Cruz, en el noroeste de la ciudad) va a estar lleno”.

Foto: Julián Álvarez


En el lugar, cientos de personas están reunidas con remeras bordó con la leyenda “The love walk”, nombre del evento al que también llaman “terapia” y que es impulsado por la iglesia de Macedo “en todo el mundo”, repiten varios.

"En esta reunión, las parejas pueden tomarse un tiempo para conversar, intercambiar ideas, es muy bueno, porque a veces en el día a día no se puede”, comenta Vanesa Curitiva, de 31, acompañada de su pareja Roberson Alves, de 34, que solo avala con un movimiento de cabeza.

Cree que es necesario “reconstruir los valores” y que “política y religión tiene que tener relación” porque “la política va a influir en lo que querés”. Para ella, “la iglesia tiene que concientizar sobre eso”, porque “si un partido quiere cerrar una iglesia no vas a poder ejercer tu fe”.

La idea de posibles cierres de templos fue una de las noticias falsas azuzadas por Bolsonaro contra el Partido de los Trabajadores.

Foto: Julián Álvarez


“No me gustan los partidos de izquierda, por más que sea Lula o mi mamá, porque los valores que ellos defienden no condicen con los míos. Soy contra el aborto, la ideología de género, la legalización de las drogas”, afirma insinuando su voto a Bolsonaro. A la vez, habla del respeto a la diversidad porque ambos tienen “familiares que son... (hizo un silencio para no decir gays) y los abrazamos, los besamos”.

Camila, de 33, lleva pequeñas trenzas en el pelo y la remera bordó, y dice a Télam que junto a su pareja Alexis, de 32, compraron el “kit” del evento a 60 reales (poco más de 11 dólares). Además de las camisetas, trae un panfleto con preguntas para que las parejas se hagan mutuamente. “Acá cuidamos de nuestra vida sentimental”, agrega y muestra el papel.

Hay preguntas sobre familia e hijos, tiempo compartido, espiritualidad, pero también consumos en internet.

Ambos votan por Bolsonaro, como la mayoría de los presentes, según señalan.

Algunos llevan pegado en la ropa el sticker de la campaña de Bolsonaro que llama a votar por el 22 (los dígitos que deberán apretar en la urna digital mañana).

José Carlos do Santos, de 60 años, mide más de 1,8 metros y gotea sudor desde la punta de la nariz, la pera y la sien. Está junto a Germano Gerónimo, de 52 años, bajo el sol carioca, y sin playas a la redonda.

Comentan a Télam que votarán por Bolsonaro porque coinciden con sus "valores". “Hoy él representa mil veces -no estoy juzgando al otro candidato- mejor a la familia, es una persona centrada, de carácter”, indica el más joven, que lleva un casco con una imagen del presidente.

Foto: Julián Álvarez


Su amigo afirma: -“Bolsonaro, como la mayoría de los brasileños, no aceptamos ese tema de género… ¿Cómo se llama?”, hacen memoria entre ambos -“Ideología de género”, recuerdan.

Gerónimo agrega: “Van a crecer con ese mal (en alusión a parejas gay) en sus vidas. Dios constituyó al hombre y a la mujer para amarse y no a las personas del mismo sexo”.

Su colega completa la idea: “Bolsonaro es conservador de la familia”.

Asisten a la misma iglesia -uno en el barrio de San Cristobao y otro en Parada de Lucas-, y están seguros de que un eventual gobierno del expresidente Lula obligará a las iglesias a casar a parejas gay.

En la zona este, en el barrio de Flamengo, otra sede de la Iglesia Universal, el pastor de turno dijo que “no hay neutralidad” en la elección y que las personas tienen que votar temprano y saber que “toda acción lleva una reacción”.

El fastuoso Templo de la Gloría tiene más de 11 mil butacas, varios pisos de estacionamiento privado y ocupa una gran manzana en un barrio de clase media baja. Allí, un hombre de casi dos metros explica a Télam durante la ceremonia del sábado porqué las casi 100 personas que asisten a las 10 de la mañana elevan un trapo anudado. “Es para desanudar todos los problemas que tengas”, dice mientras camina hacia el altar donde el pastor llama a pasar por un marco que emula una puerta divina.



Otra asistente, con barbijo y dos fotos en su mano, comenta a Télam que en caso de no tener dinero en efectivo “hay maquinitas adelante” para pasar la tarjeta.

El pastor habla de castas malignas y de las “víctimas de macumba (brujería)” pero no hablaron de la elección presidencial esa mañana. Como dirá uno de los asistentes, que no brindó su nombre, al salir: “No es necesario hablar de política, nosotros ya sabemos por quién votar”.
Etiquetas:
  • Brasil

  • elecciones en Brasil

  • Jair Bolsonaro

COMPARTIR:

Comentarios