Sábado 6 de Marzo de 2021

28.8°

EL CLIMA EN ISLA VERDE

REGIONALES

31 de agosto de 2014

Campos bajo agua desde hace 6 meses

Unas seis mil hectáreas en la zona de Freyre, del nordeste provincial, siguen inundadas desde las lluvias de febrero y marzo. Productores afectados se movilizan para reclamar que se aceleren las prometidas obras de canalización para escurrir las aguas.

Freyre. Unas seis mil hectáreas siguen inundadas en una zona del nordeste cordobés, más otras tantas del lado santafesino, desde las intensas lluvias de febrero y marzo pasados. Los productores afectados se movilizaron esta semana para protestar por la falta de canales que escurran las aguas.

Los mil milímetros caídos el pasado verano causaron anegamientos en casi 40 mil hectáreas de la zona que rodea a la localidad de Freyre, entre San Francisco y la laguna Mar Chiquita. Las pérdidas económicas fueron millonarias porque la mayoría de los campos afectados no pudieron levantar la cosecha o los rendimientos fueron muy inferiores a otras temporadas.

En este marco, unos 40 productores agropecuarios de la región se movilizaron para reclamar una solución que permita escurrir la enorme masa de agua aún acumulada en el área que incluye a las localidades cordobesas de Freyre, Josefina, Colonia Iturraspe y San Francisco. Por el lado santafesino la situación es crítica también.

“A pesar que hace cuatro meses que no llueve, hay zonas que todavía tiene 20 centímetros de agua, que las hacen totalmente improductivas”, aseguró Néstor Roggero, productor de Freyre.

Los productores remarcaron la falta de canales de desagües que deriven aguas hacia el río Salado y señalan que la que se desplaza desde San Francisco hacia el norte se acumule y forme una enorme “palangana”, sin evacuación en la zona más afectada.

“Los canales del camino interprovincial que divide la provincia de Córdoba de Santa Fe están desbordados y se convirtieron en ríos”, dijo Roggero.

Los gobiernos de ambas provincias anunciaron meses atrás un convenio para resolver esta situación. Pero en la zona se quejan de que las obras prometidas avanzan “muy lentamente”. Los productores dicen temer a que lleguen nuevas lluvias, sin que se terminen las canalizaciones prometidas.

“Acá hubo tambos que debieron cerrar porque era imposible sacar la producción”, marcaron los productores, tras asegurar que a pesar de que fue declarada “zona de desastre agropecuario” no recibieron ningún subsidio o ayuda oficial.

La falta de canalizaciones adecuadas es un tema que complica, ante fuertes lluvias, a varias regiones rurales del interior provincial.

Multa y decomiso por un canal clandestino

Control. Como la falta de canales que deriven aguas rurales, otro problema es cuando algún productor los crea por su cuenta, sin criterio integral, lo que agrava la situación para otros. Esta semana, inspectores de la Policía Ambiental detuvieron la construcción clandestina de canales en campos del sur provincial y secuestraron la retroexcavadora con la que se realizaba. El operativo fue en un campo a 10 kilómetros de Melo, sobre ruta provincial 4. Ese canal habría derivado aguas a caminos rurales, a otros campos y al pueblo de Melo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios