Domingo 28 de Noviembre de 2021

DEPORTES

18 de junio de 2015

BASQUET / NBA

Un reporte deja mal parado a LeBron James: cuenta cómo le faltó el respeto a David Blatt a lo largo de todas las Finales, ignorando órdenes del juego y mostrando una conducta impropia de un jugador de su altura. ¿Seguirá el entrenador en el equipo?


Hay una realidad: casi en soledad, LeBron James hizo de las últimas Finales ante Golden State una serie por momentos pareja e hizo soñar a unos golpeados Cavs con la posibilidad real de lograr el título. Su producción ante los Warriors seguramente será recordada como una de las mejores de todos los tiempos. Sin embargo, un reporte en ESPN del periodista Marc Stein, uno de los más reconocidos en Estados Unidos, saca a la luz el mal comportamiento que tuvo el Rey para con su entrenador, David Blatt.

"En mi rol de reportero al costado de la cancha vi bien de cerca cómo LeBron se movió durante la serie, llamando los tiempos muertos y haciendo sustituciones. O gritándole abiertamente a Blatt por decisiones que tomaba. Hablando frecuentemente y en silencio con Lue (asistente de confianza para James) prácticamente sin mirar a Blatt", cuenta el propio Stein, quien luego describe una situación puntual.

"Presencié algo justo detrás del banco: LeBron moviendo de manera brusca su cabeza y vociferando para protestar una jugada que Blatt había diseñado durante el tercer cuarto del Juego 5, en una reprimenda verbal de lo más fuerte que se pueda imaginar, lo que forzó a que Blatt, enfrente de todo el equipo, borrara la pizarra para dibujar una nueva jugada", relata Stein.

Las faltas de respeto de LeBron James marcan algo claro: su relación con Blatt está lejos de ser la mejor. Y en Cleveland deberá producirse algo, ya que llevar adelante esta situación a lo largo de toda una temporada puede ser una bomba de tiempo con la posibilidad de explotar en cualquier momento. O LeBron baja un cambio para arreglar las diferencias por el bien del equipo, o la franquicia toma una decisión, que por supuesto será pensando en el bienestar de su máxima estrella.

El reporte, además, pinta otra realidad, y es que las actitudes de LeBron están lejos de ser las adecuadas para un jugador, situación que se magnifica más por condición de estrella absoluta, quizás el mejor jugador que exista en el planeta. Podrá tener las mejores condiciones a la hora de jugar, pero un jugador de su calibre no puede tener actitudes como las que cuenta el reporte de ESPN. ¿Cómo seguirá la historia en Cleveland?


 

COMPARTIR:

Comentarios