Sábado 27 de Noviembre de 2021

DEPORTES

13 de mayo de 2015

Mónaco tuvo un buen arranque, pero....

Mónaco tuvo un buen arranque ante Wawrinka pero cayó por 4-6, 6-3 y 6-2 en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma. Además, Schwartzman abandonó por una molestia en el aductor derecho ante Bellucci y es duda para Roland Garros.


Los argentinos no tuvieron un buen martes en el Masters 1000 de Roma. Juan Mónaco (36° en el ranking) enfrentó una parada complicada en segunda ronda ante Stanislas Wawrinka (9°) y a pesar de un buen arranque no pudo con el suizo, que le ganó los cuatro partidos del historial. Pico se llevó el primer set por 6-4 y quebró en el inicio del segundo para ponerse 3-1. Pero el octavo preclasificado levantó a tiempo para dar vuelta el parcial por 6-3 y luego cerró con un 6-2 un partido que duró dos horas y 12 minutos.

El que preocupó en el inicio de la jornada fue Diego Schwartzman (62°), quien venía de una serie de victorias en la clasificación, pero en la primera ronda tuvo que abandonar ante el brasileño Thomaz Bellucci (68°). Después de perder el primer set por 6-4, el Peque logró remontar un 0-2 en el inicio del siguiente parcial. Sin embargo, volvió a ceder su saque y con el 3-4 decidió dejar el partido por un problema en su aductor derecho. Ahora deberá hacerse estudios para determinar la lesión y así saber si podrá participar en Roland Garros, el Grand Slam que comenzará la próxima semana.

Con estas dos derrotas, el único argentino que sobrevive en el polvo de ladrillo italiano es Leonardo Mayer, quien este miércoles buscará alcanzar la tercera ronda en un duro choque ante el estadounidense John Isner.


 

COMPARTIR:

Comentarios